DUBÁI – PURO INCENTIVO

Dubái es un clásico, y al mismo tiempo un destino que sorprende como si fuese un recién llegado al mapa mundial de destinos MICE. Lo que llegó a parecer un modelo con pronta fecha de caducidad sigue generando novedades que hacen del emirato un destino ineludible de los viajes de recompensa.

DUBÁI

OTRO MUNDO

Por Eva López Alvarez

Durante años Dubái parecía ser un ejemplo de aquello que no hay que hacer para defender el medioambiente y adoptar actitudes responsables. Hoy, y especialmente tras la Exposición Universal recientemente terminada, el emirato árabe se posiciona ante los organizadores de operaciones MICE como referencia de destino sostenible, de ciudad comprometida con el legado que deja cualquier evento que tenga lugar en ella, y como demostración de un desarrollo imparable que no está reñido con la sostenibilidad.

Sostenibilidad, Modernidad y Oportunidad fueron precisamente los ejes temáticos de la Exposición Universal que se celebró por primera vez en la región Medio Oriente-África-Sur de Asia y contó con numerosos pabellones certificados en materia de compromiso y eficiencia energética. Además de demostrarle al mundo que Dubái tenía la capacidad de gestionar grandes flujos de viajeros en un momento en el que la pandemia aún condicionaba sobremanera los desplazamientos y los eventos, la ciudad ganó un nuevo distrito que promete dar mucho que hablar. Varios de los pabellones creados para la ocasión, tales como el de la India, ya tienen confirmado su futuro como venue. 

Distrito 2020

La importancia del legado fue uno de los aspectos más destacados durante la Expo 2020, declinado en sus diferentes vertientes social, medioambiental y económica. Como prueba de este compromiso, el 80% de lo que se construyó para el macroevento que cerró sus puertas el pasado mes de marzo, será reutilizado.

En consecuencia, con la Expo nace un nuevo distrito de dos km2 situado al sur de la ciudad en el que numerosas multinacionales extranjeras ya han confirmado la instalación de oficinas.

La principal herencia tangible para el segmento MICE es el Dubai Exhibition Center. Operado por World Trade Center, fue construido para la Expo y conectado por metro con la ciudad. Hasta 28.000 delegados en teatro pueden asistir simultáneamente a una sesión profesional.

Distrito financiero

En el World Trade Center (WTC), o distrito financiero de Dubái, se encuentra el museo de más reciente apertura en el destino: el Museo del Futuro más parece una escultura que un edificio. Según sus creadores, es una alegoría de la humanidad, representada en un círculo grabado con signos de caligrafía tradicional; el planeta, homenajeado en la suerte de pequeño parque donde se asienta la construcción; y el futuro, desconocido pero esperanzador, que se refleja en el hueco del círculo. 

El edificio pretende ser modelo de construcción responsable ya que todo funciona con energía solar y recurre a soluciones de muy bajo consumo. Una vez en el interior, en tres pisos se ofrecen distintas experiencias inmersivas en torno a temáticas ligadas al cosmos, el entorno digital o la ciencia. 

Inaugurado el pasado mes de febrero, ya se ha convertido en un nuevo icono. Esto en un destino que no carece de ellos. También sirve de ejemplo de la capacidad de Dubái para sorprender: en lugar de apostar por el edifico más alto del mundo, esta vez se trata una original construcción que los rascacielos circundantes parecen proteger.

Junto al museo, el hotel Jumeirah Emirates Towers rinde culto al lujo adaptado a los viajeros profesionales. Conectado al dowtown por metro, cuenta con un piso exclusivo para mujeres. En total, dos torres suman 400 habitaciones en 56 pisos, once restaurantes y varios espacios para eventos, el mayor de 787 m2. Nadie diría que hace dos años este establecimiento, famoso entre los locales por los cuidados de su spa, cumplió su vigésimo aniversario.

Antiguo puerto (Dry Docks)

En los conocidos como Dry Docks, donde aún perviven estructuras que recuerdan el comercio ligado al petróleo que dio lugar al Dubái actual, el Etihad Museum (o Museo de la Unión), fue inaugurado en 2017. Es una apología de las figuras políticas que están detrás de la unificación de varios países que dio lugar a la Unión de Emiratos Árabes (EAU, por sus siglas en inglés) en 1971. 

El lugar donde se produjo la firma forma parte de los espacios que se visitan en el recorrido por el museo. El palacio utilizado por el gobernante del momento para recibir a los ilustres firmantes también se conserva, pero no puede ser utilizado para eventos privados.

Ain Dubai

Cuando parecía que haberle ofrecido una palmera ganada al mar a la corteza terrestre era insuperable, en Dubái se sigue construyendo sobre el golfo Pérsico y prueba de ello es el nuevo distrito Ain Dubai. En esta nueva península, creada hace cinco años, fue recientemente inaugurada la noria del mismo nombre. Como no podía ser de otro modo, es la más grande del mundo.

Se trata de un venue en sí misma, ya que cada una de las 48 cabinas son privatizables para cócteles de hasta 24 personas. Las vistas de todo lo que el emirato ya le ha ganado al mar forman parte de la decoración. La vuelta completa dura 38 minutos y alcanza los 250 metros de altura. Supone casi el doble del London Eye y asciende cien metros más que el High Roller de Las Vegas (EE.UU.).

En torno a la noria han nacido nuevas propuestas de restauración que permiten viajar a múltiples lugares del mundo a través del paladar.

También es posible disfrutar de las vistas que ofrece la noria desde la piscina infinity más alta del planeta. Aura Skypool pertenece al hotel The Palm by St.Regis, construido sobre la palmera artificial. Es posible bañarse a 200 metros de altura y gozar de vistas de Dubái en 360 grados.

Madinat Jumeirah

Es una suerte de ciudad dentro de Dubái que integra el que quizá siga siendo el mayor icono del destino: el Burj Al Arab. Hospedarse en el ™hotel-vela∫ ya no es lo más original, ahora los grupos pueden vivir la experiencia del lujo ™a la dubaití∫ visitando sus suites más preciadas de la mano de un mayordomo que revelará los secretos de las diferentes alcobas.

Los invitados parten en buggy desde cualquiera de los hoteles del recinto, para subir a la Suite Real tras un recibimiento privado y acercarse al cielo en ascensor panorámico. La mejor de las 199 habitaciones del hotel es un homenaje a la opulencia. El producto estándar incluye su visita, pero es posible completar la experiencia In side Burj al Arab incluyendo un desayuno para grupos de hasta 100 personas en el restaurante de la planta baja, con vistas al golfo Pérsico y los rascacielos que hoy definen hoy el skyline de Dubái.

En total, Madinat Jumeirah incluye cinco hoteles ±entre los que se encuentra Burj Al Arab y otro en construcción± y un parque de atracciones, todo operado por Jumeirah Hotels & Resorts. Entre ellos, Jumeirah Al Qasr cuenta con 300 habitaciones y 300 villas, en un estilo árabe de inspiración tradicional, no exento de lujo y magnificencia. En programas de incentivo es posible combinar las 50 opciones de restauración que existen en el recinto y desplazar a los grupos en la suerte de góndolas que ejercen de transporte oficial. 

Madinat Jumeirah también cuenta con un centro de convenciones utilizado para conciertos, además de un espacio exterior que ya ha sido utilizado para cenas de gala de 1.100 comensales.

Nuevos hoteles

En diciembre de 2020 abrió sus puertas en primera línea de playa el Riu Dubai, con cuatro estrellas y 800 habitaciones en régimen todo incluido. También en 2020 se inauguró el Me Dubai de Meliá, dentro del espectacular edificio The Opus by Omniyat, con 93 habitaciones y suites. 

En 2021 fue el turno de The St. Regis Downtown, muy cerca del Dubai Mall, con 298 habitaciones y suites. El mayor centro comercial de Dubái está al lado del edificio más alto del mundo, la torre ±que más pareciera una joya± Burj Khalifa. Además de 1.300 tiendas, alberga en su interior el famoso acuario y zoológico submarino de Dubái.

También en el centro y con vistas a la magnífica torre, a finales de 2021 fue inaugurado The Dubai EDITION. Se ofrece como un oasis en el bullicioso centro urbano gracias a los jardines y juegos de luces que parecen aislar al visitante del mundanal ruido. Cuenta con 275 habitaciones.

El pasado mes de abril empezó a operar en la playa de Jumeirah el W Dubai – Mina Seyahi. La construcción ha sido concebida para disfrutar al máximo de las panorámicas. Tiene 318 habitaciones, incluidas 27 suites, todas con balcón y vistas al mar. En junio fue inaugurada la que es una de las azoteas de moda: el exclusivo ATTIKO, que no solo ofrece vistas únicas, también una carta de bebidas que parece abarcar el mundo entero. 

Hyde Hotel Dubai es el primer hotel de la marca estadounidense fuera de su país de origen. Cuenta con 276 habitaciones y suites y varias propuestas culinarias como el restaurante Katsuya, llamado a ser una de las direcciones de moda para quienes busquen incluir en el programa las últimas vanguardias en cocina japonesa.

A partir de 2023, los organizadores de incentivos de alto presupuesto en Dubái podrán sorprender a sus grupos en el Kempinski Floating Palace. Las 156 habitaciones estarán directamente contruidas sobre el agua, como parte de un edificio dotado de salas para eventos, restaurante y spa, así como de un puerto con capacidad para 16 veleros y un helipuerto también flotante. 

Además, veinte villas con la domótica más sofisticada no solo flotarán, sino que podrán ser desplazadas durante la estancia. Construidas como edificios autónomos e inteligentes, cada una tendrá entre dos y cuatro dormitorios y piscina infinity privada. 

El venue de más reciente apertura es la biblioteca Mohammed bin Rashid Library, que reúne más de un millón de libros en árabe y lenguas extranjeras, más de seis millones de disertaciones, alrededor de 73.000 partituras musicales, 75.000 vídeos, 13.000 artículos y más de 5.000 publicaciones históricas impresas y digitales, a lo que se suma un archivo de diarios y revistas que cubre 325 años de historia gracias a las 35.000 publicaciones de todo el mundo y casi 500 objetos de colección.

La biblioteca, que se encuentra en el centro de la ciudad, ocupa un edificio referente en cuanto a arquitectura sostenible. En su teatro se pueden organizar sesiones para un máximo de 550 participantes. A el se añaden doce salas para pequeños encuentros de entre doce y 20 personas. 

Lujo en el desierto

Los mejores meses para visitar Dubai se extienden de noviembre a abril, cuando el invierno local invita a ir a la playa y se puede disfrutar del desierto durante la noche. A tan solo 60 kilómetros de los rascacielos y espacios ganados al golfo Pérsico comienza la inmensidad del desierto de Arabia. 

Existen múltiples formas de sumergirse en este universo, aunque los clásicos siempre son los más demandados: el paseo en camello con la caída del sol, precedido de una pequeña demostración del amaestramiento de los halcones, nunca deja indiferente. 

Dentro de la reserva Dubai Desert Conservation, donde es posible atisbar gacelas y ónices, los participantes en un incentivo pueden disfrutar de una exclusiva experiencia en el desierto en el marco de Platinum Heritage. Antes de la cena se realiza un safari en jeep antiguo, atravesando oasis y admirando los contrastes del paisaje que esconden las dunas. Los más privilegiados tendrán como medio de transporte un globo aerostático. Los menos temerosos de las subidas de adrenalina podrán lanzarse desde una avioneta para una sesión de skydiving. La empresa Sky Dubai propone sobrevolar The Palm en la capital o disfrutar de las ondulaciones del desierto. En ambos casos la experiencia es inolvidable. 

También es posible realizar un paseo de 20 minutos en autogiro, divisando el paisaje de Dubái desde 1.500 metros de altura.

El recorrido culmina en una cena que puede incluir espectáculo de fuego y acrobacias, mientras los asistentes se decoran las manos con henna.

Dormir en el desierto es otra experiencia única: la que consiste en deleitarse con el silencio y los cielos repletos de estrellas entre las dunas, que parecen llevar siglos estáticas. Entre las propuestas más exclusivas figura Al Maha, a Luxury Collection Desert Resort & Spa.

Las tiendas están dotadas de todas las comodidades, incluyendo piscina privada. Además, un spa de cinco estrellas alberga a los grupos tras una jornada de safari, paseo en camello o a caballo. Cuenta con 42 tiendas y un salón para eventos donde reunir hasta 120 personas.

Entre la ciudad y el desierto, Meliá inauguró en 2018 el Desert Palm Dubai, de 38 habitaciones, con escuela de equitación y cuatro campos de polo. Forma parte de la red Meliá Collection y propone exclusividad y refinamiento a veinte kilómetros del centro urbano y del desierto.

La que es una de las actividades más elitistas del emirato puede inspirar una divertida sesión de teambuilding: el polo en camello consiste en que dos jugadores, subidos en el animal, consigan desplazar la pelota hasta el lugar indicado. Mientras uno domina el camello, el otro ha de conseguir pegarle a la pelota. Las risas están aseguradas.

El destino de las vanguardias

Dubái ofrece lo que ya se ha convertido en «lo de siempre». Es decir, retos arquitectónicos, una visión del lujo que parece ser compatible con la llegada masiva de visitantes, y propuestas para públicos especializados que demuestran que el país es mucho más que un emirato que ha utilizado los petrodólares para convertirse en un destino turístico.

A 60 kilómetros de la ciudad es posible visitar parte de las instalaciones del Mohammed Bin Rashid Space Centre (MBRSC). Desde 2006, su misión se centra principalmente en el desarrollo de satélites y el lanzamiento en 2020 de la misión Hope Mars. Junto con entidades norteamericanas, los científicos locales están estudiando desde Dubái los ciclos climáticos en el planeta rojo, con vistas a la instalación de una comunidad de estudio en un plazo inferior a cien años.

La explicación sobre los ambiciosos proyectos espaciales del país se completa con la visita de algunas salas de trabajo dentro del Mission Operations Centre.

Es solo una de las propuestas que Dubái ofrece como destino de vanguardia en los ámbitos científico y tecnológico. Y la respuesta del emirato de los superlativos a quienes veían en su modelo una opción poco duradera.

 

Mi Dubái

Sonia Jiménez

Business Development Manager de Surprise Tourism LLC

 

¿Por qué Dubái?
Porque es un destino que no deja indiferente, con gran diversidad de actividades y maravillas arquitectónicas, sin olvidar los grandes lujos. Dubái es una conjunción de lo antiguo y lo moderno en una ciudad que se reinventa cada día

Mi lugar favorito
Madinat Jumeirah, o “Venecia árabe”, una ciudad dentro de la ciudad con tres hoteles de cinco estrellas y gran variedad de restaurantes que ofrecen cocinas de todo el mundo

Mi actividad favorita
El safari por el desierto, una oportunidad para desconectar del bullicio de la ciudad y conectar con los antiguos nómadas que viajaban entre las dunas con sus camellos, finalizando en un antiguo campamento árabe con una suculenta cena y espectáculo

Los grupos no se pueden ir de Dubái sin…

  • Visitar Burj Khalifa
  • Disfrutar de un paseo en helicóptero
  • Tomar el té en uno de los lugares emblemáticos

 

Un destino responsable

Dubái insiste en convencer a todos aquellos que no creen en el modelo sostenible del destino. La pasada Exposición Universal sirvió como proyector a escala mundial de infraestructuras y proyectos de vanguardia en cuanto a sostenibilidad. Del mismo modo se han abierto las visitas a espacios únicos en el mundo.

Es el caso del Solar Innovation Center, a una hora de la capital. Una curiosa pirámide de cristal recibe al visitante. En su interior, además de proponer un recorrido sobre la historia de la producción de energía, es posible ver en la lejanía los kilómetros de paneles solares de última generación que hacen del emirato una de las potencias mundiales en cuanto a plantas solares. De hecho, esta es la más grande del mundo y pionera en la generación de energía solar.

La construcción de este centro, inaugurado en 2020, forma parte del plan bautizado Estrategia de Energía Limpia de Dubái 2050, que tiene como objetivo que el 75% de la energía consumida en el emirato en el año 2050 proceda de fuentes renovables.

 

Datos de interés

Moneda Dólar estadounidense (USD) 

Huso horario GMT +8

Tipo de enchufe Clavija tipo A/B
Voltaje común 120V

Aeropuerto
Aeropuerto Internacional Harry Reid (antiguo McCarran) (LAS)

Más información
DUBAI BUSINESS EVENTS

Ms. Karina Lance
Deputy Director
klance@dubaidet.ae
+971 600 55 5559
www.dubaibusinessevents.com

Descargar pdf