LOS PROGRAMAS DE LEALTAD TAMBIÉN SE FLEXIBILIZAN

Cada vez más aerolíneas extienden la caducidad de los puntos o millas acumulados para que los socios no pierdan sus beneficios por las restricciones de vuelos impuestas por la crisis del coronavirus.

LOS PROGRAMAS DE LEALTAD TAMBIÉN SE FLEXIBILIZAN

Con la limitación de los desplazamientos para frenar el contagio del coronavirus que ha llevado a la cancelación de vuelos en todo el mundo, las aerolíneas adoptan mayor flexibilidad, no solo para cambiar las reservas sin penalización, sino también en sus programas de fidelización. Cada vez son más las compañías que están extendiendo los plazos para redimir los puntos o millas acumulados, de modo que los miembros puedan seguir disfrutando de los mismos beneficios una vez superada la crisis.

British Airways, por ejemplo, aplica una extensión de seis meses a los bonos para upgrades o para acompañantes en la categoría Gold de su programa Executive Traveller, incluyendo aquellos que se debían renovar entre febrero y mayo de este año. Cathay Pacific adopta una medida similar, además de ofrecer entre 30 y 140 «puntos de alivio» a los miembros del Club Marco Polo entre febrero y abril, para compensar por la imposibilidad de acumularlos con vuelos.

Los miembros de Finnair Plus verán el estado de su cuenta extendido automáticamente por seis meses más allá de la fecha de caducidad, y en el caso de los socios de Qantas Frequent Flyers, se extenderá durante doce meses.

Emirates por su parte propone conservar el estatus: los miembros de Emirates Skywards Silver, Gold y Platinum con una fecha de revisión de nivel anterior al 1 de marzo de 2021 conservarán su categoría con el 80% de los requisitos de viaje habituales. Los que no puedan mantener su nivel actual durante las revisiones de su estatus que tengan lugar entre marzo y septiembre de 2020, verán su estatus prorrogado automáticamente hasta el 31 de diciembre de 2020. Para todos los socios que tienen millas Skywards que expiran pronto, el programa de fidelización ha ampliado su validez hasta el 31 de diciembre de 2020.

No se trata solo de aerolíneas, también las cadenas hoteleras ofrecen más flexibilidad en sus programas de fidelización. Hilton, por ejemplo, extiende por un año el estado de las cuentas Hilton Honors que iban a caducar o degradarse en marzo de este año, y mantendrá la categoría que tengan los miembros en 2020 por otros dos años más. También se pospone la caducidad de los puntos y los premios de alojamiento en fin de semana hasta agosto de 2021.