LA INTEGRACIÓN DE LA GESTIÓN DE VIAJES GANA ADEPTOS

LA INTEGRACIÓN TOTAL DE LA GESTIÓN DE VIAJES GANA ADEPTOS

Mejorar el control de los gastos (70%), la experiencia del viajero (65%) y la seguridad (58%) son las prioridades de los travel managers a la hora de integrar la gestión de los viajes de negocios en un único proceso, según un estudio realizado por ACTE (la asociación de ejecutivos de viajes corporativos, por sus siglas en inglés) en colaboración con American Express Global Business Travel (GBT). Aunque el objetivo sigue siendo una integración total de principio a fin, desde la reserva al pago final, el 72% de los encuestados afirma que sus programas de viajes están ya integrados en algún punto.

El estudio examina cómo la evolución de la tecnología y las necesidades de diferentes grupos de interés en las compañías crean tanto barreras como puertas de entrada a una verdadera integración de los programas de viajes. Entre los obstáculos citados destacan el no poder cuantificar el retorno de la inversión (22%), la falta de recursos (25%), la percepción de falta de apoyo interno y de las partes involucradas (30%) y, aún más, la falta de voluntad para adoptarse y adoptar las herramientas por parte de los viajeros (37%).

Las herramientas online de auto-reserva son el elemento integrador más común entre los programas de viajes de los encuestados (92%), seguidos de las tarjetas corporativas (74%) y las plataformas de gestión de gastos (60%). Por otro lado, se observa cómo los pagos virtuales integrados, que ayudan al seguimiento de los gastos y a evitar el fraude, pueden ir convirtiéndose poco a poco en un factor clave en la integración, sobre todo en compañías que cuentan con viajeros menos tradicionales, según un 27% de los encuestados.

La gran mayoría (80%) de los encuestados opina que una integración “end to end” del programa de viajes ayudaría a mejorar el cumplimiento de la política corporativa.