Entrevista a Sandrine Castres, EMEA Board Member de PCMA

“Tenemos un rol primordial en la recuperación”

Desde PCMA, a pesar de la situación actual, nos esforzamos también en mirar hacia adelante con optimismo e incidiendo en dos aspectos: las mejoras de las que nuestra industria podrá beneficiarse en el futuro, y el rol esencial que puede tener en la recuperación económica y social. Nuestro sector tiene una increíble capacidad de resiliencia. Tenemos todos claro que esta crisis no es comparable con ninguna otra por su carácter global, profundidad y duración, pero nuestra comunidad se recuperó de otras que pensamos en su momento insuperable. No hay duda de que lo hará de nuevo. Asimismo, ha demostrado una extraordinaria capacidad de adaptación e innovación: hay expertos que consideran que en un año hemos avanzado cinco años en materia de digitalización de las empresas.

Si todos los actores del sector, corporativos, asociaciones, agencias, proveedores… pensamos en las campañas que hemos sido capaces activar en un año, solo podemos estar orgullosos. ¿Quién podía imaginar congresos online de varios miles de personas, convenciones con decenas de salas paralelas, teambuildings, e incluso incentivos sin moverse de casa? ¿Quién hubiera imaginado poder llegar a audiencias tan amplias invirtiendo menos recursos?

La gran paradoja es que hemos hecho todo esto al mismo tiempo que redescubríamos el valor de lo humano y se hacía más evidente aún el valor de los eventos: su valor en términos de marketing, impacto económico, conocimiento, intercambio cultural y progreso social. El camino ha sido difícil y quedan meses complicados, pero el aprendizaje ha sido
extraordinario y los activos adquiridos enriquecerán nuestra industria de manera exponencial en el futuro.

Mezclando la experiencia de siempre con el legado de 2020, tenemos un papel primordial en la recuperación económica y social. Existe una oportunidad real de transformarnos en una industria (aún) más sostenible, integradora, igualitaria, abierta y generosa. Para que nadie dude del valor de los eventos.