EL CHECK-IN BIOMÉTRICO LLEGA A LOS HOTELES

EL CHECK-IN BIOMÉTRICO LLEGA A LOS HOTELES

Singapur pone a prueba el check-in por reconocimiento facial, algo que ya se está desarrollando en cada vez más aeropuertos, en tres de sus hoteles. Los huéspedes del Ascott Orchard, Swissotel The Stamford y Grand Park Hall pueden beneficiarse del nuevo sistema electrónico de verificación de visitantes, EVA  (e-Visitor Authentication), y completar el proceso en un minuto.

Los usuarios simplemente han de escanear su pasaporte en quioscos habilitados donde se les hace una foto que el sistema contrasta con el documento para verificar su identidad. También envía los datos a las autoridades de inmigración para que den validez a su estancia. Una vez aprobado, el cliente recibe la llave de su habitación virtualmente en su móvil.

Se estima que la eliminación de controles manuales reducirá el tiempo de espera en la recepción del hotel en un 70%. Además, permitirá que el personal del hotel se dedique a otras actividades como recomendar actividades de ocio o restaurantes a los huéspedes.