Home Tags Entradas con la etiqueta "turismo de reuniones"

turismo de reuniones

FIEXPO SE CONSOLIDA COMO FERIA DE REFERENCIA EN LATINOAMÉRICA

La 11ª edición de FIEXPO (Feria Internacional del Mercado de Reuniones y Viajes de Incentivo de América Latina y el Caribe), que tuvo lugar en Santiago de Chile del 4 al 6 de junio, confirmó la pujanza de este evento como referencia para los profesionales que integran la industria MICE hispanohablante. En palabras de Arnaldo Nardone, director de MICE Consulting y organizador del evento, “Latinoamérica no sólo debe crecer como destino de convenciones e incentivos sino como generador de eventos”. Actualmente, y según las estadísticas de ICCA (International Congress and Convention Association, por sus siglas en inglés), sólo el 10% de los eventos internacionales analizados por la asociación son generados por organismos y empresas latinoamericanas.

Esta edición albergó varias sesiones de formación destinadas a proveedores y convention bureaus con el objetivo de mejorar la calidad en la gestión de su oferta destinada al Turismo de Reuniones. Hoy en día, las grandes capitales latinoamericanas están acaparando los eventos organizados en la región, pero “son muy numerosos los destinos más pequeños capaces de albergar eventos profesionales con la mayor calidad”, explicó Nardone. Consciente de que las distancias entre destinos dificultan la elección de los mismos para quien procede de otro continente “debemos crecer como región organizadora para aprovechar las infraestructuras y profesionales que trabajan en esta región y no sólo en las grandes ciudades”.

238 expositores, con Barcelona (España) como destino invitado, mostraron su oferta durante los dos días de exposición que siguieron al Foro Político Latinoamericano sobre Turismo de Reuniones celebrado el 4 de junio. El éxito del evento radicó además en la selección de los hosted buyers invitados. El 60% de los compradores asistentes, procedentes de Canadá, España, Estados Unidos y la región latinoamericana, no había asistido el año pasado. La rotación de los compradores en cada edición es una de las características que definen a este evento que tendrá de nuevo lugar en Santiago de Chile en junio de 2019.

El Grupo PUNTO MICE es media partner del evento desde su creación.

LOS ESPACIOS DE REUNIONES SE VUELVEN MÁS FLEXIBLES

Mejor tecnología y mayor flexibilidad son los factores que definirán las salas de reuniones del futuro según IACC, la asociación internacional de centros de congresos. Su informe Meeting Room of the Future 2018 recoge entrevistas con venues y proveedores y analiza cómo están respondiendo a las nuevas necesidades de los meeting planners.

El 71% de los encuestados considera que la disponibilidad de una buena conexión de internet será más importante en los próximos años, así como el acceso a tecnología interactiva (53%). Este año, el 28% de los venues ofrece tecnología colaborativa que permite la participación del público desde su smartphone o el uso compartido de pantalla, comparado con el 11% en 2017.

El 60% destaca la importancia de ofrecer espacios flexibles, con mobiliario que permite diferentes formatos y crea un ambiente más distendido, incluyendo sofás, mesas comunales o pizarras en las paredes donde los participantes pueden escribir. El porcentaje de venues que ya lo hace pasó del 28% al 37% en el último año. El coste y el almacenamiento de los muebles son los principales problemas que esto plantea.

La flexibilidad en el catering es también importante, con una tendencia creciente a ofrecer refrescos durante todo el día en vez de en sesiones limitadas.

CRECE EL TURISMO DE REUNIONES EN ESPAÑA

El turismo de reuniones en España tuvo un impacto económico de casi seis millones de euros en 2016, un 15% más que el año anterior, según un informe del Spain Convention Bureau. La red que agrupa a los principales destinos de congresos españoles reveló que se celebraron un total de 25.112 eventos, un 16% más que en 2015, con más de 3,8 millones de participantes, un incremento del 4,5%.

En cuanto al tipo de eventos, las jornadas representaron más de la mitad (53%) de los actos, seguidas de convenciones (30%) y congresos (17%). La mayoría (52%) fueron reuniones nacionales, mientras que los congresos internacionales representaron un 23% del total. El 75% de los delegados fueron españoles, con las comunidades de Madrid y Cataluña a la cabeza.

Por otro lado, se vio un cambio en el tipo de sede elegida, y las reuniones en salas de hoteles superaron a las celebradas en Palacios de Congresos. Más de la mitad de las reuniones albergaron entre 59 y 150 participantes, mientras que descendió el número de reuniones de menor tamaño. La duración media fue de 2,4 días, un ligero aumento con respecto a 2015. El coste de inscripción a los eventos se incrementó un 14,8%, con una media de 358,12 euros.

El sector médico-sanitario sigue siendo el más activo con el 19,9% de las reuniones, seguido del económico-comercial (17,5%) y el académico (9,5%).

COLOMBIA YA CUENTA CON UN NUEVO CENTRO DE CONVENCIONES

Esta semana se inauguró Ágora Bogotá, el nuevo centro de convenciones con el que la capital colombiana aspira a consolidarse como centro de eventos internacionales en Latinoamérica e impulsar el turismo de negocios y congresos.

El nuevo edificio de más de 64.000 metros cuadrados tiene capacidad para albergar eventos y convenciones con un máximo de 4000 asistentes. Cuenta con un salón principal de 3100 metros cuadrados y diez salas que pueden dividirse en hasta 18 espacios para reuniones de entre 100 y 2000 personas.

Además, Ágora Bogotá ofrece servicios integrales a los organizadores de eventos y expositores para facilitar los procesos de planificación e implementación.

Los promotores del nuevo centro esperan que se celebren unos 212 eventos al año, que contribuirán a dinamizar la economía de la ciudad. Entre las citas ya confirmadas destacan la Conferencia Latinoamericana de Turismo y el Encuentro Mundial de Big Data e Información.

En la sección LA VOZ DEL SECTOR del número 19 de PUNTO MICE profesionales del sector MICE explican que acciones desarrollan en favor de la sostenibilidad

Por Cristina Cunchillos

Aunque 2017 es oficialmente el Año del Turismo Sostenible para el Desarrollo, el enfoque centrado en la sostenibilidad no es nada nuevo para los actores de la industria MICE. Las empresas cliente hace años que tomaron conciencia de la necesidad de introducir buenas prácticas medioambientales y sociales como parte de sus políticas de responsabilidad social corporativa (RSC) y del mensaje del que sus representantes son portadores. Sin embargo, esto no siempre trasciende a los eventos que realizan.

Por su propia naturaleza, es prácticamente imposible que un evento no tenga un impacto medioambiental negativo. En grandes ferias y eventos multitudinarios sobre todo, se consume un gran volumen de electricidad, se utiliza demasiado papel y se producen auténticas montañas de deshechos. Los organizadores buscan continuamente nuevas formas de minimizar ese impacto con el uso de materiales reciclables y energía renovables.

Pilares menos atendidos

Tal vez la industria de los eventos se centra demasiado en el impacto ambiental, más difícil de controlar, olvidando los otros dos pilares de la sostenibilidad: los aspectos social y económico. Un estudio realizado por Positive Impact para la Cumbre de Eventos Sostenibles celebrada en Londres en noviembre de 2016 mostraba que el 61% de las empresas ve el aspecto ecológico como el más importante. La realidad es que los eventos pueden tener un impacto social y económico positivo, del que los organizadores pueden –y deberían– sentirse orgullosos porque su importancia puede ser incluso superior en función de los resultados obtenidos.

Y es que el sector debería promocionar estos éxitos activamente. Según el estudio de Positive Impact, solamente el 18% de los encuestados publicaron sus informes de sostenibilidad, tal vez por miedo a las críticas. Esto es contraproducente, ya que la educación es siempre la mejor arma y, compartiendo las mejores prácticas, todos pueden mejorar juntos la imagen de la industria.

Infinitas posibilidades

Hay infinitas maneras de conseguir eventos más sostenibles. No se trata sólo de acreditar una gestión responsable con un sello como el ISO 20121. Cada evento es diferente y no hay una solución común para todos. Lo mejor es que la sostenibilidad no es enemiga de la creatividad. Al contrario, un enfoque creativo puede hacer el evento más sostenible a la vez que memorable, por ejemplo, diseñando muebles ecológicos con cartón reciclado o botellas personalizadas que los asistentes pueden rellenar en puntos de agua.

Cualquier iniciativa cuenta, por pequeña que sea. Y la responsabilidad es de todos: destinos, venues, organizadores de congresos y ferias, agencias de eventos… y también de los clientes. Si cada vez son más las empresas que exigen que en sus eventos no se desperdicie sino que se respete, los proveedores no harán sino aportar un valioso granito de arena.

LA VOZ DEL PROFESIONAL
1. ¿Qué medidas han puesto en práctica para favorecer la sostenibilidad?
2. ¿Qué prácticas cree deben impulsarse, y cuáles abandonarse?
3. ¿Hacia dónde va la demanda de las empresas cliente?

turismo-reuniones-sostenibilidad-Mads Salling Director de Kuoni Congresos

“Las empresas deben implementar la sostenibilidad en su negocio para no quedarse atrás”

1. El año pasado decidimos comprometernos con el marco ISO 20121 para asegurar que la sostenibilidad está integrada en nuestro trabajo. Nuestro enfoque inicial es la cadena de suministro. Como organizadores profesionales de congresos gozamos de una posición única para influir tanto a clientes como a proveedores y queremos utilizar esta influencia para añadir valor a la cadena: racionalizando los servicios, midiendo resultados, mejorando la gestión de riesgos y proporcionando soluciones más creativas y eficientes a nuestros clientes. Otra prioridad es asegurarnos de que nuestra empresa se comporta de modo responsable internamente: compensando las emisiones de carbono en vuelos y reduciendo el uso de papel, energía y agua en nuestras oficinas.

2. Como industria debemos ser proactivos en los intentos de reducir nuestro impacto y usar nuestra influencia para un efecto positivo. En Kuoni Congresos hemos identificado 20 aspectos del espectro total de la sostenibilidad que estamos determinados a impulsar. Este año, por ejemplo, destacamos la prevención de la corrupción, la reducción de emisiones de carbono o la accesibilidad y gestión de residuos. Los organizadores de eventos deben alejarse de modelos desechables de uso único y pensar en el ahorro y mayor eficiencia que pueden conseguir a largo plazo.

3. La evidencia de prácticas corporativas sostenibles es cada vez más solicitada por nuestros clientes y creemos que esta tendencia continuará creciendo. El Año del Turismo Sostenible para el Desarrollo, los Objetivos de Desarrollo Sostenible marcados por la ONU, el Índice Global de Sostenibilidad de Destinos y el ISO 20121 son sólo algunos de los proyectos que ya apuntan a la creciente importancia de la sostenibilidad en nuestra industria y en nuestras vidas. No es una moda pasajera y las empresas deben comenzar a implementar sostenibilidad en todos los aspectos de su negocio para no quedarse atrás.

turismo-reuniones-sostenibilidad-Carina Bauer CEO de IMEX Group

“Es importante celebrar los éxitos y el trabajo duro que hay detrás”

1. Ofrecemos salones llenos de energía pero con una agenda de bajo consumo. IMEX Frankfurt fue la primera feria de la industria MICE en ofrecer hidroelectricidad a los expositores y este año el salón se alimentó de energía verde. Compartimos nuestro enfoque en sostenibilidad con expositores y visitantes invitándoles a adoptar pequeñas –pero poderosas– medidas como el reciclaje de sus pases o la donación de sobrantes a asociaciones benéficas.

2. Los temas de sostenibilidad nos afectan a todos, profesional y personalmente, por eso animamos al sector a afrontarlos de una forma proactiva y con control. La clave para ello es la educación. La industria necesita compartir ejemplos de buenas prácticas para aprender cómo otros han incorporado elementos sostenibles en sus reuniones y eventos. También es importante celebrar los éxitos y el trabajo duro que hay detrás. En cuanto a las prácticas a promover o rechazar eso depende de las características de cada evento y las medidas que resultan prácticas para cada organización.

3. Las marcas y los asistentes a eventos demandan una mayor responsabilidad social y medioambiental de los destinos y proveedores. Ya no es un añadido. Para muchos delegados y meeting planners, sobre todo pertenecientes a la generación millennial, es un requisito clave que refleja no solo los valores de su empresa sino los suyos propios. Por eso los destinos y proveedores deben apostar por la sostenibilidad para mejorar su reputación, reforzar las relaciones y, en consecuencias, generar nuevos contratos.

turismo-reuniones-sostenibilidad-Jorge González-Palacios Director de Gijón Convention Bureau

“Como destino subvencionamos los eventos con menos impacto”

1. Como destinos ofrecemos una línea de ayudas económicas a la que incorporamos, en 2014, el carácter sostenible de la reunión como un elemento a valorar para su concesión. Sin embargo, para que los eventos sean más sostenibles es fundamental garantizar que toda la cadena de proveedores esté concienciada y capacitada. Por eso trabajamos con las empresas para desarrollar formación específica en esta materia e intercambiar experiencias. Este año pusimos en marcha la “Aceleradora sostenible”, un proyecto de entrenamiento y consultoría dedicado a potenciar la capacidad de las empresas del sector MICE local para organizar eventos incluyendo criterios de sostenibilidad.

2. Desde los destinos debemos promover las condiciones que permitan minimizar el impacto negativo que pueda tener un evento logrando, además, que repercuta de una manera positiva en la ciudad o el territorio que lo acoge, dejando no sólo un impacto económico y un buen recuerdo. Para que esto sea así es básico que las empresas locales proveedoras de servicios y productos del sector MICE estén concienciadas, formadas y preparadas para atender las demandas y anticiparse a ellas. En este sentido, el decálogo Gijón Eventos Responsables recoge diez buenas prácticas en aspectos básicos que permiten a los organizadores de reuniones y eventos comenzar a aplicar criterios de sostenibilidad.

3. La sostenibilidad ya no es una tendencia ni un añadido. En el caso de los eventos corporativos, muchas empresas, y algunos sectores en particular, incluyen criterios sostenibles en sus briefings porque sus eventos deben ser coherentes con su RSC. Actúan como locomotoras y por eso la demanda está creciendo.

turismo-reuniones-sostenibilidad-Henry Tamayo Gerente de OPC Colombia

“Los más jóvenes exigen cada vez más productos ecológicos”

1. Adaptado nuestros procesos a los criterios de las Normas Técnicas de Sostenibilidad y nos encontramos en proceso de certificación. Procuramos abordar el tema desde sus tres componentes: el económico, buscando que nuestra operación impulse una mejor calidad de vida para los colaboradores y stakeholders; el sociocultural, promoviendo el disfrute responsable de los atractivos turísticos y el patrimonio cultural; y el ambiental, implementando programas orientados a minimizar impactos vía el consumo racional de recursos.

2. Creo que la industria MICE tiene no sólo la capacidad sino el deber de contribuir al alcance de los Objetivos de Desarrollo del Milenio y esto exige innovación tanto a nivel tecnológico como social. Es importante impulsar la adopción de nuevas tecnologías que minimicen el uso de recursos no renovables, incentivar la utilización de material reciclado y/o biodegradable y realizar compensaciones ambientales acordes al impacto generado, el cual debe ser medido. Adicionalmente, se debe promover el intercambio cultural responsable y ético y el desarrollo local de las comunidades.

3. Definitivamente es una exigencia de nuestros clientes, la sostenibilidad no puede ser una decisión discrecional de las empresas. Cada vez más nuestros compradores son personas con mayor conciencia ambiental, más sensibilidad social y más raciocinio en lo económico. Estas características obligan a ver la sostenibilidad empresarial como una condición sin la cual sencillamente no existiría la demanda.
Veo como una tendencia cada vez más fuerte, sobre todo entre los profesionales jóvenes, el consumo de productos ecológicos que no requieran la destrucción de hábitats naturales y sean elaborados en condiciones de justicia y respeto por los derechos humanos.

En la sección LA VOZ DEL SECTOR del número 19 de PUNTO MICE profesionales del sector MICE explican que acciones desarrollan en favor de la sostenibilidadFiona Pelham Directora Ejecutiva de Sustainable Events

“Los clientes ya no creen necesario pedir sostenibilidad”

1. Por más de 10 años hemos estado innovando e intentando, a veces sin éxito, introducir todo tipo de medidas para crear una industria de eventos sostenible. Lo único que hemos aprendido es que no existe una medida que todos deberían tomar sino que cualquier pequeña acción cuenta. En nuestra campaña en redes sociales #shareapositiveimpact se pueden conocer las diferentes iniciativas que los profesionales de eventos están desarrollando para crear eventos sostenibles.

2. La práctica clave que impulsamos es el cambio en la cultura del sector de eventos: empresas que formen a su plantilla y les proporcionen la información y recursos necesarios para decidir sobre su impacto social, económico y ambiental, negocios con objetivos claros y un plan de acción para alcanzarlos… un enfoque en línea con el marco ISO 20121. Cualquier práctica que diga “todo el mundo debería hacer esto” debe descartarse porque cada evento es diferente. Por ejemplo, el sector no debería obsesionarse por compensar las emisiones de carbono cuando se puede demostrar el valor de las reuniones por su positivo impacto social y el legado que pueden dejar a largo plazo.

3. Todas las empresas de mayor éxito tienen estrategias de sostenibilidad. Los accionistas quieren ver la evidencia de un impacto positivo. Los Objetivos de Desarrollo Sostenible marcados por la ONU son un marco que las empresas usan para innovar y crear nuevos productos o servicios que les conduzan al triunfo. La sostenibilidad se considera ahora como un factor de higiene, en otras palabras los clientes lo esperan y según el estudio de Positive Impact los clientes corporativos no creen necesario tener que pedirlo. Hoy en día puedo afirmar que los profesionales de eventos que tratan la sostenibilidad como un añadido arriesgan su reputación y la de sus clientes.

En la sección LA VOZ DEL SECTOR del número 19 de PUNTO MICE profesionales del sector MICE explican que acciones desarrollan en favor de la sostenibilidadNancy Sanz Gerente MICE en Viajes El Corte Inglés

“No deberían celebrarse eventos al aire libre en espacios naturales”

1. Para reducir el impacto es importante la planificación y adoptar medidas como la disminución del consumo de materiales o la reutilización de algunos para otros eventos, un buen cálculo del número de asistentes para minimizar los residuos, la búsqueda de recintos con luz natural para disminuir el consumo de energía, la propuesta de productos locales y/o de temporada y el uso de lugares accesibles a pie o en transporte público para reducir la contaminación acústica y atmosférica. Todo ello va acompañado de una buena comunicación. Y lo más importante, sensibilizamos a los asistentes acerca del respeto a su entorno.

2. Una práctica que debería impulsarse es la medición de la huella de carbono en cada evento para compensarla mediante proyectos sostenibles que elijan los propios asistentes. Una práctica que debería abandonarse es celebrar eventos al aire libre en espacios naturales. En su lugar se deberían elegir lugares que cumplan criterios de bajo impacto ambiental.

3. La sostenibilidad, desde el punto de vista de la transformación, puede ayudar a los clientes a maximizar el retorno en su inversión, tanto a nivel económico como social y medio ambiental. Por eso es importante que la valoren. Cada día más clientes nos solicitan aspectos relativos a la sostenibilidad.

En la sección LA VOZ DEL SECTOR del número 19 de PUNTO MICE profesionales del sector MICE explican que acciones desarrollan en favor de la sostenibilidadJavier Sánchez Director de Eventos Internacionales en Acciona Producciones y Diseño

“Debemos ser sostenibles, aunque las marcas no quieran”

1. Nuestra prioridad fue instaurar los procesos de calidad necesarios para vigilar que lo sostenible afecte a toda la cadena de valor, desde los proveedores, pasando por nosotros como agencia, al cliente como consumidor final. Esta visión global nos ha permitido incluir en nuestras prácticas habituales la sostenibilidad, más que como una forma de hacer, una forma de ser.

2. En nuestra industria muchas empresas piensan que las emisiones de CO2 son inevitables y la única solución es compensar la huella de carbono con proyectos socialmente responsables. Es lo mínimo que podemos hacer. La clave está en evitar las emisiones (con ahorro energético, disminución del papel, productos y servicios de cercanía, etc.) y usar materiales con certificación ecológica. Esto nos va a llevar a ser más creativos e instaurar procesos medioambientales entre nuestros proveedores. También se deben impulsar las acciones de responsabilidad social como la contratación de personal en riesgo de exclusión, la ayuda a colectivos necesitados, el fomento de la accesibilidad… para dejar un legado positivo.

3. La sostenibilidad es un valor empresarial y debe hacerse extensiva a los eventos de las marcas. Tenemos que ser sostenibles a pesar de que haya marcas que no lo quieran ser, ésta es realmente nuestra responsabilidad dentro del sector. Afortunadamente todo apunta a que será algo que tenga su peso en un futuro. Desde luego, es importante que el avance no se haga sólo desde el sector privado, también desde el público, exigiendo que los parámetros que deben regir los eventos se cumplan en todos los ámbitos.

En la sección LA VOZ DEL SECTOR del número 14 de PUNTO MICE los travel managers analizan cómo favorecer la conciliación de la vida profesional y personal.

Por Cristina Cunchillos

A menudo, los viajeros profesionales pasan días, y hasta semanas, sin pisar su casa. Esto puede afectar a sus relaciones personales e incluso a su salud, no solo a causa del sufrimiento que genera no poder sincronizar la vida personal con el trabajo sino también por el estrés asociado a los viajes y sus consecuencias físicas y mentales.

Aunque algunos trastornos son inevitables, existen medidas que tanto las empresas, como los travel managers, como los propios representantes que viajan pueden aplicar con el objetivo de conciliar sus intereses laborales y personales. Porque hay una premisa sobre la que nadie duda: un viajero más feliz es sin duda un colaborador más productivo.

Lo más glamuroso del mundo

Si creemos la imagen que presenta la publicidad, los viajes de negocios son lo más glamuroso del mundo, desde luego mejor que estar en la oficina todo el día. ¿Qué hay de malo en un trabajo que te lleve constantemente de aeropuerto en aeropuerto y llene tu pasaporte de sellos de los destinos más exóticos? ¿O de frecuentar hoteles, en muchas ocasiones de alta gama, donde no hay que preocuparse más que de dormir y consumir los servicios propuestos?

Con los avances integrados en las clases business de los aviones y las facilidades de los salones VIP de los aeropuertos, ni siquiera uno tiene por qué llegar cansado al destino. ¿De qué se quejan entonces los business travellers?

Una realidad muy diferente

Cualquier viajero frecuente sabe que la realidad es muy diferente. Volar a países exóticos no despierta el mismo interés cuando se está sufriendo de antemano por el conocido exceso de tráfico entre el aeropuerto de destino y el lugar de la reunión. Tras muchas noches durmiendo fuera, aunque sean las habitaciones de los hoteles más lujosos, todas empiezan a parecer todas iguales.

Además, horas y horas en el ambiente seco de aviones hacen estragos en la piel… y hasta el mejor menú a bordo no sabe tan bien como un plato casero. Las largas esperas en los controles de seguridad, no digamos ante los retrasos de los vuelos, no hacen sino incrementar la ansiedad. La nostalgia de la propia casa y de los seres queridos también se incrementa conforme van pasando los días fuera del hogar.

En definitiva, los viajes de empresa frecuentes tienen un impacto no sólo en la salud del viajero sino también en su desarrollo personal y social. Por eso no es de extrañar que en los últimos años se hayan dedicado diferentes estudios al efecto de los desplazamientos corporativos en la vida personal, con pautas sobre cómo favorecer la conciliación entre trabajo y realización personal.
En 2015, un estudio de las Universidades de Surrey en el Reino Unido y Lund / Linnaeus en Suecia destacó los problemas de salud que pueden causar los viajes frecuentes: trombosis venosa profunda, la perturbación del sueño por el impacto del jet lag, problemas derivados de la exposición a radiaciones, estrés, sentimiento de soledad por estar lejos del entorno habitual…

Dificultades para llevar una vida sana

El Informe Captio de Afectación Personal del Business Travel va más allá: un 60% de los viajeros de negocios encuestados considera que los desplazamientos frecuentes afectan bastante o mucho a su vida personal. El principal motivo que esgrimen (en el 68% de los casos) es que les impide pasar el tiempo deseado con su familia, pero también dificulta el cumplimiento de posibles planes relacionados con una vida sana (un 48%).

Esta sensación de afectación aumenta con la edad, y en general las mujeres llevan peor que los hombres el estar lejos de casa. Un 67% de las féminas declara sentirse estresadas durante los viajes, frente al 54% de los hombres.

El rol del travel manager

¿Cómo se puede reducir el estrés derivado de los viajes de empresa? Para muchos de los encuestados, la solución más simple sería viajar menos o con menos frecuencia. Por eso lo primero que debe considerar la empresa es si verdaderamente todos los desplazamientos son necesarios. Tal vez en alguna ocasión bastaría con una vídeoconferencia o sea posible programar dos viajes en uno evitando de este modo desplazamientos.

El excesivo papeleo también resulta frustrante para los viajeros. Aquí, el travel manager, obviamente con el respaldo de la empresa, puede facilitar la tarea digitalizando los procesos. Su papel es trascendental a la hora de tranquilizar al viajero asegurándose de que tiene toda la información que necesita y respondiendo a todas sus dudas. También con recomendaciones que ayuden a ahorrar tiempo que se pueda dedicar al descanso o hacer su estancia más placentera. Y es que, en definitiva, se trata de mejorar su experiencia. Pero para eso el gestor de viajes necesita de la implicación del proveedor de servicios.

Políticas que reduzcan el estrés

En cuanto a la política de viajes de las empresas, es importante ser flexible y tener en consideración aspectos que pueden afectar a la vida personal del representante que viaja. Por ejemplo, si tiene hijos hay que evitar en la medida de lo posible organizarle un viaje en plenas vacaciones escolares. Los horarios de los vuelos elegidos también tienen relación directa con un mayor o menor estrés. No es lo mismo un madrugón ante el que temer un fallo del despertador, que levantarse a una hora razonable, con tiempo de desayunar en casa o en el aeropuerto, antes de subirse al avión.

Disponer de una buena póliza de seguros para viajes corporativos también ayuda a reducir la ansiedad, sobre todo cuando las cosas van mal. Curiosamente, y según un estudio de Air Plus aunque las empresas cada vez invierten más en seguros, sólo el 35% de los viajeros corporativos se desplazan con la cobertura suficiente.

La tecnología móvil es el mejor aliado de los viajeros de negocios, permitiéndoles trabajar desde cualquier sitio, pero también puede convertirse en su peor enemigo. El 50% de los encuestados por Captio apuntó el estar siempre pendiente de llamadas o e-mails como otro factor de estrés en los viajes.

Nuevas tendencias

La flexibilidad proporcionada por la tecnología ha dado lugar al fenómeno del blurring o difuminación de los límites entre trabajo y vida personal. Se traduce como continuar trabajando cuando se está de vacaciones o desarrollar actividades personales en horas de trabajo. Las opiniones sobre la conveniencia o no de la extensión de esta práctica están divididas: mientras que en China hay más adeptos, en Europa gestores de viajes y viajeros son más críticos. No faltan los que apuntan al efecto negativo en la vida familiar que puede tener estar trabajando durante las vacaciones, por no decir en la salud del trabajador. Después de todo, se supone que los momentos de receso deben servir para desconectar y recargar las pilas.

Otra tendencia que está ganando cada vez más adeptos es el bleisure, o añadir unos días de vacaciones al principio o final del viaje de trabajo. Esto permite disfrutar del destino, en ocasiones con la compañía de familiares o amigos. Combinando ocio y negocio se reducen los gastos y se optimiza el tiempo. Según Bridge Street Global Hospitality, el 78% considera que es una forma de añadir valor a sus viajes profesionales: conciliarlos con la vida familiar no tiene por qué conllevar viajar menos.

LA VOZ DEL EXPERTO

1. ¿Qué favorece la vida profesional y personal de sus viajeros?
2. ¿Cuáles son los motivos que más estrés provocan?
3. ¿En qué pueden contribuir los proveedores de la industria?

En la sección LA VOZ DEL SECTOR del número 14 de PUNTO MICE los travel managers analizan algunas de las tendencias de la industria MICE.Verónica Sandoval LATAM Travel, Fleet & Meeting Services Leader de Ingersoll Rand (México)

“Lo más importante es que trabajemos con los proveedores para conseguir juntos la satisfacción del viajero”

1. Nuestro programa de viajes se adapta a cada región del mundo en la que nuestra empresa está presente. En Latinoamérica, los viajeros valoran cada vez más poder establecer un balance real entre su vida personal y su carrera profesional. En línea con ese objetivo, nuestras políticas están diseñadas para que incluyan beneficios personales mientras viajan por negocios.

Por ejemplo, pueden obtener puntos para su disfrute personal en los programas de fidelidad de los proveedores de viaje, ya sean compañías aéreas, cadenas hoteleras, empresas de alquiler de coches… siempre y cuando su elección no afecte los intereses de la compañía.

Además, les damos la posibilidad de elegir los vuelos en horarios flexibles siempre y cuando cumplan con los requerimientos de su agenda de trabajo e intereses del viaje. Intentamos en la medida de lo posible que los desplazamientos profesionales nunca se extiendan sobre los días de fin de semana.

Un tema que ha cobrado especial importancia a la hora de hacer viajar a nuestros representantes es la conectividad: no solo intentamos trabajar con proveedores accesibles, sino que el viajero esté alojado en establecimientos cómodos, con facilidades para trabajar, buena conexión y suficientes estacionamientos si ha de desplazarse con vehículo propio.

2. Desde mi punto de vista y tras la experiencia acumulada en mi cargo, lo que más nerviosismo provoca entre los gestores de viajes es el hecho de que algunos viajeros elijan proveedores que les interesan personalmente en lugar de alinearse con los intereses reflejados en la política de la empresa.

Precisamente en torno a este tema gira en mi opinión el principal motivo de preocupación de los representantes de la empresa que viajan: no alinearse con las premisas estipuladas en las políticas de viajes de la empresa, con la problemática que esto conlleva a la hora de cuadrar gastos.

3. Los proveedores pueden ayudar, y mucho, a una mejor conciliación de la vida profesional y personal de los viajeros haciendo todo lo posible por brindar una experiencia de viaje más placentera. Siempre que el hecho de viajar no sea una experiencia estresante sino fácil, será más sencillo integrarlo dentro de la vida de cada uno, tanto profesional como personal.

Por ejemplo, las compañías aéreas podrían trabajar más a la hora de evitar que se retrasen los vuelos, ya que aquéllas más puntuales facilitan sobremanera la gestión de los tiempos y el cumplimiento de las agendas.

Los hoteles también pueden contribuir a que el viaje sea una experiencia más agradable ofreciendo más beneficios incluidos en la tarifa negociada. Lo más importante es que los proveedores y gestores de viajes trabajemos juntos para lograr la satisfacción de nuestros viajeros, ya que éste es el objetivo que debería primar en los intereses de cada uno de nosotros.

 

En la sección LA VOZ DEL SECTOR del número 14 de PUNTO MICE los travel managers analizan algunas de las tendencias de la industria MICE.Andrés Ibáñez Cevallos Travel manager de Maxam (España)

“Con espacios de diálogo se crea la confianza necesaria para que el viajero obtenga resultados”

1. En nuestra empresa resumimos ésta conciliación en cinco pasos que consideramos esenciales:
– El primero consiste en planificar correctamente los viajes, elaborando una lista de tareas y viajes para el día o semana ordenados por prioridad.
– En segundo lugar, es importante delegar labores o viajes a gente capacitada y de confianza ya que esto contribuye a una mayor optimización de los tiempos.
– Fijar tiempos límites para cada tarea o viaje, de tal modo que sea posible terminar la jornada laboral o el desplazamiento sin extenderlos más allá de lo estrictamente necesario.
– En cuarto lugar, es importante saber decir que no a determinadas actividades o viajes que no estaban incluidas en la agenda o que solo servirán para perder tiempo.
– Por último, y no por ello menos importante, es necesario evitar los sentimientos de culpa ante la necesidad de tomarse un descanso o estar nervioso en los momentos previos a una presentación. De lo contrario, con ninguna de las actividades que se vaya a realizar fuera del lugar de trabajo se logrará el efecto deseado antes de organizar el desplazamiento.

2. Bajo mi punto de vista, los factores que más estrés provocan a los gestores de viajes están relacionados con las rutas y países considerados como peligrosos ante posibles atentados terroristas; también el incremento de los precios (petróleo, cobre, etc., que tienen un impacto en el mercado de los viajes); la insatisfacción del cliente o la falta de implicación de los directivos de la empresa en las políticas de viajes, no solo aportando cumplimiento por su parte sino el apoyo necesario para hacerlas cumplir por parte de los representantes que viajan.

Para el viajero, lo que más nerviosismo provoca son los cambios en el itinerario de viaje sin previo aviso, o con aviso pero sin que la modificación haya sido aceptada por su parte. También generan estrés las dudas sobre un destino o ruta en concreto cuando el viaje ha tenido que programarse a última hora. La falta de respuesta por parte de la agencia de viajes o proveedor de servicios cuando existe alguna pregunta que plantear o se ha detectado un error, por ejemplo en los datos personales, son otro motivo de estrés para el viajero. A esto se suman las enfermedades descritas como pandemias en el destino al que le toque viajar y desplazarse a un país donde la estancia implique cambio de moneda.

3. Los proveedores deberían evaluar la importancia del desplazamiento y ofrecer más flexibilidad en cuanto a cambios y cancelaciones de servicios. También conviene digitalizar los procesos que afectan a todo el viaje. Por otro lado, creando espacios de conversación y diálogo se puede generar la confianza necesaria para que las personas obtengan mejores resultados a la hora de viajar cuándo y a dónde conviene. Debemos pasar a una asistencia más individual de una manera natural, ayudando al viajero en relación a todo aquello en lo que se sienta perdido o no encuentre solución.

Por último, la creatividad a la hora de combinar tecnología, normas y tradiciones es esencial. Se trata de generar una creatividad que facilite a cada viajero la posibilidad de encontrar una manera coherente de cumplir con sus compromisos, para plena satisfacción de todos y esté donde esté.

En la sección LA VOZ DEL SECTOR del número 14 de PUNTO MICE los travel managers analizan algunas de las tendencias de la industria MICE.Sonia del Río Congress Manager de Novartis Oncology (España)

“Lo más importante es que trabajemos con los proveedores para conseguir juntos la satisfacción del viajero”

1. Conozco la problemática que sufren quienes se desplazan a eventos profesionales del tipo de convenciones y congresos por mi propia posición en el trabajo que desarrollo: requiere periodos en los que es imperativa una disponibilidad muy elevada en cuanto a cantidad de horas, lo que se traduce en trabajar muchas horas seguidas en destinos con los que uno no está familiarizado. Esto comporta una dosis de estrés más alta de lo habitual.

Por eso es muy importante una buena planificación de la agenda que integre de manera coherente las necesidades de la empresa. Esto a nivel profesional, porque a nivel personal me parece importantísimo saber aprovechar al máximo los momentos que uno tiene para estar con su familia, tanto como saber optimizar al máximo el tiempo que requiere el desempeño de la labor profesional.

2. Creo que esto es algo muy personal, conozco colegas viajeros que se estresan desde días antes de salir y otros que pueden llegar 30 segundos antes del cierre de la puerta de embarque y ni se han despeinado. Por supuesto, salir de su propia zona de confort, tomar vuelos, trenes, dormir fuera de casa, lidiar con proveedores, superar los imprevistos…. Todo comporta un alto grado de concentración y dedicación que a veces provoca que no poder desconectar al 100% y sea complicado relajarse.

3. Creo que aquí todos navegamos en el mismo barco en lo que se refiere a conseguir una mejor conciliación de la vida profesional y personal. Los proveedores deben asegurar que el servicio que se les contrata sea del nivel de calidad y profesionalidad requerido, que cumplan con lo establecido, en los tiempos necesarios, de una forma eficaz y, sobre todo, con una buena actitud. Esto facilitaría en gran medida la reducción del estrés.

En la sección DIA A DIA del número 17 de PUNTOMICE presentamos el tema de la seguridad en los viajes de negocios y la industria MICE.

Por Cristina Cunchillos

El terrorismo no es nada nuevo, pero el número creciente de ataques en el último año, y sobre todo su naturaleza, ha incrementado el nerviosismo en el ámbito profesional, haciendo de la seguridad de los empleados en viajes de negocios o durante su asistencia a congresos internacionales una prioridad absoluta.
Día tras día las noticias nos recuerdan que vivimos en un mundo cada vez más inestable, en el que los ataques indiscriminados contra los ciudadanos se han convertido en algo lamentablemente habitual. Nueva York, Madrid, Londres, París, Bruselas, Estambul… la lista de destinos que han sufrido debido al terrorismo se hace cada vez más larga.

Muchos de estos ataques van dirigidos al sector turístico, a lugares concurridos, medios de transporte, espacios para el ocio del tipo de restaurantes, centros comerciales o salas de conciertos… e incluso aeropuertos.

Tras los ataques en París, el número de reservas de hotel en la región parisina registró un descenso del 6,4% en relación al año anterior. En otros destinos como Egipto o Túnez los porcentajes de reservas y visitantes directamente cayeron en picado.

Un sector vulnerable

El impacto es claro, aunque más en los viajes de ocio que en los de negocios, donde los desplazamientos son generalmente una necesidad ineludible, o las convenciones y congresos, eventos organizados con tal antelación que no se contempla la anulación. Sin embargo, en el mercado de incentivos sí se aprecia un impacto mayor: ¿quién quiere ir a divertirse a un lugar en el que siente miedo o cuya atmósfera está impregnada de tristeza a raíz de una desgracia?

Más allá de las anulaciones, el impacto del miedo se deja sentir en el comportamiento de los meeting y event planners: UNICEO (la unión de redes de organizadores de eventos corporativos, por sus siglas en inglés), confirmó que tras los ataques en París y Bruselas casi el 40% de empresas pospuso o modificó su programa de eventos.

El MICE es un sector sin duda vulnerable, ya que implica numerosos desplazamientos y la concentración de un elevado número de personas en un mismo espacio. Además, promueve el libre intercambio de ideas y el respeto a otras culturas, precisamente el tipo de valores de una sociedad global que una minoría de extremistas quiere destruir.

La seguridad: prioridad en 2017

No es de extrañar que en sus previsiones para este año todos los expertos apunten a la seguridad como uno de los grandes retos a tratar en nuestra industria. Así lo afirmó el analista Rob Davidson en su informe de tendencias Trends Watch Report 2016.

Por su parte, Advito, la división de consultoría de BCD Travel, indica que para muchos de sus clientes la seguridad está por encima del precio, accesibilidad, incluso la calidad, a la hora de elegir la sede de su próximo evento o reunión, algo en lo que coinciden las previsiones de American Express Meetings & Events.

Con respecto a los incentivos, según SITE la amenaza terrorista y el incremento de las tarifas aéreas son los factores que más impactarán en la organización de viajes-recompensa.

El mensaje es claro: la seguridad es algo que cada vez preocupa más a los profesionales a la hora de viajar, pero ¿qué están haciendo las empresas al respecto?

Una respuesta insuficiente

Algunas empresas, sobre todo las que operan en sectores como el energético y requieren desplazamientos a destinos considerados peligrosos, parecen estar mejor preparadas. Cuentan con políticas de seguridad bien definidas y sus empleados están familiarizados con el procedimiento a seguir en caso de emboscada o secuestro durante sus viajes.

Si bien se trata de casos extremos, y obviamente no todos los viajes de negocios implican el mismo nivel de riesgo, la seguridad parece ser todavía una asignatura pendiente para muchas empresas.

Según el estudio de GEBTA España “Gestión y seguridad en los viajes de empresa”, el 55% de compañías españolas no tiene definida una política de seguridad para sus viajes corporativos. El informe indica también que el 61% no cuenta con un sistema de alertas que les avise en caso de que un representante esté teniendo problemas mientras se encuentra en otro país y el 54% no dispone de planes de crisis ante accidentes, secuestros o fallecimiento durante los viajes.

Los datos son inauditos, y alarmantes, tratándose de una preocupación tan acuciante. Las empresas tienen la obligación de proteger a sus empleados y esta premisa se extiende a los viajes de trabajo.

¿Qué pueden hacer las empresas?

GEBTA recomienda elaborar una serie de normas y protocolos de seguridad que se incluyan en la política de viajes, que las empresas deben revisar y actualizar periódicamente. En cuanto a medidas concretas, sugiere por ejemplo que los seguros de viaje, coberturas y niveles de asistencia se adapten a cada caso, según el destino del viajero o la normativa internacional aplicable.

Contar con un servicio 24 horas de atención al viajero y tener designado un gabinete de crisis con pautas de actuación rápida en caso de incidente es otro camino para hacer que el empleado se sienta más protegido. La tecnología también puede ayudar, sirviendo de soporte para un mayor control sobre la situación del viajero en tiempo real.

Aún más importante que todo lo mencionado es la comunicación: es imperativo asegurarse de que los representantes disponen de suficiente información y con la anticipación debida sobre los posibles riesgos durante todas las fases de su viaje. La comunicación interna rápida y fluida es igualmente esencial a la hora de reaccionar ante una situación de emergencia.

Ante todo, no se debe olvidar nunca que lo que está en juego son seres humanos y no meras mercancías. Muchas decisiones relacionadas con la política de viajes recaen sobre el departamento de Finanzas, preocupado únicamente por su rentabilidad: por eso deben involucrar a Recursos Humanos y la Dirección General.

Responsabilidad de todos

La seguridad no es sólo responsabilidad de las empresas. Hoy más que nunca es deber de todos estar continuamente alerta y colaborar unos con otros, así como con las autoridades, para prevenir incidentes. Los viajeros han de tomar las debidas precauciones y recurrir a la sensatez para evitar situaciones peligrosas.

Esto no debe conllevar la negación a viajar o a asistir a eventos por miedo a un posible ataque: lo que buscan los terroristas es precisamente instigar ese temor. Los profesionales que componen la industria MICE han demostrado una y otra vez su capacidad de resistencia, respondiendo a los ataques con más vigilancia, mayor cooperación, más medidas de seguridad y, sobre todo, la firme resolución de seguir viajando. Sólo de este modo se puede vencer al terrorismo.

Juan Manuel Bauxali de Consultia Travel analiza la seguridad en los viajes de negociosEntrevista

Juan Manuel Baixauli Director General de ConsultiaTravel

“No existe una concienciación clara sobre la seguridad cuando el viaje es de negocios”

¿En qué medida influye el factor seguridad en sus clientes a la hora de hacer una reserva?
Creo que en estos momentos todavía no hay una concienciación clara sobre este aspecto cuando el viaje es de negocios, salvo si se trata de un destino realmente conflictivo o inevitable por el tipo de negocio del que se trate. A la hora de elegir un destino hay más preocupación por su estabilidad jurídica, sobre todo cuando se piensa en invertir o buscar oportunidades de negocio. Una vez seleccionado, considero que quien viaja no tiene mucha conciencia de los problemas de seguridad, o al menos ésa es nuestra primera impresión a la hora de hacer la reserva. Es probable que den más importancia a lo que se refiere a seguridad física, pero respecto a la seguridad de asistencia sanitaria, por ejemplo, no percibimos preocupación.

¿Qué pueden hacer las empresas para mejorar la seguridad de sus empleados en los viajes de negocios?
Por un lado pueden establecer una operativa en destino que facilite la seguridad de sus representantes, por ejemplo cubriendo traslados privados, alojamiento en entornos más seguros y estables, conexión con las embajadas o consulados más cercanos, etc. También conviene dar al viajero una cobertura de seguridad en todos los aspectos relacionados con su reserva, desde soluciones ante problemas jurídicos hasta la asistencia sanitaria. Por último, recomendamos trabajar con agencias especializadas en viajes corporativos, más acostumbradas a resolver incidentes y entender de manera adecuada esta problemática.

¿Qué otros consejos daría para un viaje más seguro?
En general nuestros clientes son conocedores de muchas particularidades sobre el destino al que viajan. El viajero y la empresa cada vez se documentan más. Nosotros lo que hacemos es proponerles sistemas que les den amplias coberturas y un servicio de contacto permanente para poder actuar ante cualquier incidencia que esté en nuestra mano resolver, además de tratar de que todas las reservas se realicen en entornos lo más seguros posible (transporte, alojamiento, traslados, etc.).

Las aerolíneas continúan invirtiendo en mejorar su clase de negocios: asientos más cómodos, menús de chef, conectividad a bordo... Sin embargo, en un mercado en el que muchos ofrecen más o menos lo mismo ¿qué camino seguir para diferenciarse de la competencia?

Por Cristina Cunchillos

Viajar en clase business es un privilegio al que, según estudios recientes, cada vez acceden menos directivos. En el caso de las empresas españolas, el 90% de los representantes que se desplazan, incluyendo cargos de alta responsabilidad, viajan en clase turista, según un informe de American Express Global Business Travel basado en datos de 2016. Se mantiene así la tendencia adoptada durante la crisis económica para ahorrar costes.

En este contexto,las compañías aéreas deben justificar más que nunca por qué merece la pena invertir en su parte delantera. Más allá de lo que todo el mundo sabe: el viaje es más placentero, se disfruta de un amplio espacio privado en el que dormir cómodamente, disfrutar de la mejor comida y entretenimiento, además de poder utilizar el lugar y el tiempo para trabajar cómodamente y sin disputarse el espacio con el vecino.

¿Un gasto necesario?

Las reservas en este tipo de asiento suponen un gasto tan considerable que no suele ser visto como esencial. Por eso fue la primera parte del avión en disponer de sitios vacíos cuando llegaron los recortes. En algunos casos las empresas cambiaron la clase de negocios por la turista para reducir costes, en otros. fueron las propias compañías quienes crearon clases intermedias –turista premium– entre para satisfacer la necesidad de un asiento mejor que el más económico pero sin el precio de la business.
En otros casos, directamente los avances tecnológicos permitieron sustituir los desplazamientos y las reuniones cara a cara por teleconferencias, reduciendo el número de viajes a lo estrictamente necesario.

Según el estudio de American Express las reservas en la mejor clase se mantienen para los vuelos de larga distancia, cuando verdaderamente se aprecian los beneficios de esta cabina. Ciertas cosas no han cambiado: un ejecutivo que tiene que volar durante ocho horas o más para realizar una presentación, cerrar una venta o participar en una negociación importante necesita llegar descansado. Si gracias a ello se gana un cliente o se firma un nuevo acuerdo el retorno en la inversión está garantizado.

Comodidad ante todo

El confort del pasajero durante un viaje largo es lo que da sentido a viajar en business. Por eso las aerolíneas no escatiman en comodidades: asientos que se convierten en camas completamente planas; mayor privacidad recurriendo a configuraciones de cabina diferentes; fácil acceso al pasillo en todas las plazas; una oferta gastronómica de calidad, y variada, diseñada por los mejores cocineros; amplia oferta de entretenimiento; cuidados neceseres de viaje con productos de marcas de lujo… son elementos que todas las aerolíneas deberían ofrecer en su clase de negocios ya que el cliente no espera menos.

Para diferenciarse entre aquéllas que apuestas claramente por el mejor asiento, las aerolíneas centran sus esfuerzos en la personalización del servicio y una mayor flexibilidad para ajustarse a lo que el pasajero necesita o desea, no solo durante el vuelo sino durante todo el proceso: desde la reserva hasta la llegada.
La tecnología ya no es un añadido que el viajero agradece. Cada vez más compañías ofrecen wi-fi a bordo, con conexión de calidad y a precios razonables cuando el servicio no va incluido en el precio.

En este aspecto, la prohibición de llevar ordenadores personales en cabina introducida en algunas rutas que conectan Estados Unidos y el Reino Unido con países de Oriente Medio y el Norte de África plantean nuevos retos ¿Cómo responder al interés de invertir en la clase business para poder trabajar a bordo si el pasajero no puede disponer de sus dispositivos? Compañías afectadas como Qatar Airways ya han respondido ofreciendo un servicio gratuito de préstamo de ordenadores portátiles a los clientes de la parte delantera.

Es un ejemplo de cómo las aerolíneas deben adaptarse continuamente a las necesidades de un viajero que exige la mejor experiencia de viaje posible. Ésa es la esencia de la clase business. No hay peor impresión para un cliente que invertir en la mayor calidad y encontrarse con un producto mediocre, sobre todo si el precio triplica el del servicio más económico.

QUEREMOS SABER…
1. ¿Qué diferencia a su clase business de la del resto de compañías?
2. ¿Cuáles son las prestaciones más apreciadas por el pasajero?
3. ¿Qué tendencias percibe? ¿Hacia dónde evoluciona la clase business?

Análisis sobre la clase de negociosRodrigo Contreras – Director General de LATAM Airlines en Europa

“La comodidad no sólo afecta al viaje, también a los pasos previos”

1. Nuestra clase premium business promete un vuelo placentero brindando el mayor descanso posible a los pasajeros a través de la satisfacción en cinco variables: la rapidez y simpleza en el servicio; la variedad de la gastronomía a bordo; la flexibilidad en el menú diseñado por el propio pasajero y el disfrute y distracción con elementos de alta calidad. Como última variable: esta clase ha sido diseñada con un asiento-cama full flat (180°) con el mayor espacio posible entre asientos y paneles divisorios, así como accesorios de descanso fabricados con materiales livianos y suaves (plumones, almohadas y cobertores) que aseguran máxima comodidad.

2. Nuestros pasajeros aprecian elementos como el amenity kit de la marca Salvatore Ferragamo o nuestras cartas de vinos seleccionadas por Héctor Vergara, único Master Sommelier en Latinoamérica. Son vinos que muestran las nuevas tendencias de producción en esta región. El cliente puede disfrutar también del reconocido champán Louis Roederer Brut Premiere o del legendario oporto Croft. También ofrecemos un menú que incorpora ingredientes locales de cada país en los que opera LATAM cuidando su esencia y nutrientes para que el pasajero disfrute el producto de la forma más natural posible.

3. Las aerolíneas siempre aspiran a ofrecer una mejor experiencia de viaje para sus clientes. Eso supone proporcionar la mayor comodidad y descanso posible, no sólo durante el viaje sino también en los pasos previos, por ejemplo dando facilidades para la reserva, agilizando el check in o revisando el estado del mismo para comprobar que no hay ningún problema.

Análisis sobre la clase de negociosCarolina Martinoli – Directora de Clientes de Iberia

“Un servicio complementario muy valorado son nuestros salones”

1. Creo que lo que nos diferencia de nuestros competidores, sobre todo, es que nuestros clientes pueden disfrutar a bordo de una gran privacidad y espacio con la comodidad de una butaca que se convierte en una cama completamente plana -todas con acceso directo al pasillo-, y uno de los programas de entretenimiento más completos y avanzados del mercado. También ofrecemos un cuidado servicio gastronómico tanto en los menús como en la selección de la bodega, conectividad a bordo, y una excelente puntualidad que nos situó el año pasado como la mejor aerolínea del mundo.

2. Uno de los servicios complementarios que más valoran nuestros clientes son nuestras salas VIP, sobre todo las del aeropuerto de Madrid. Son espacios exclusivos, donde los clientes pueden descansar, tomar una ducha, o seguir trabajando. Es el lugar donde comienza la experiencia gastronómica que luego continúa a bordo, con un Rincón del Vino donde pueden hacer una cata con el asesoramiento de un sumiller y un restaurante para cenar antes de los vuelos nocturnos. Los clientes que llegan a Madrid por la mañana pueden asimismo tomar una ducha y desayunar antes de salir del aeropuerto.

2. Los clientes demandan cada vez mayor privacidad y conectividad. Esperan contar a bordo con todas las comodidades para descansar o seguir trabajando: desde conectores en la butaca para sus dispositivos personales a una conexión wifi que les permita gestionar su correo electrónico o conectarse a redes sociales. Todos nuestros aviones de largo radio ya tienen wifi, cada vez con mayor velocidad de descarga. Esto nos permite ofrecer un mejor servicio al cliente, a través de información personalizada y actualizada en tiempo real, acceso gratuito a páginas de interés y una oferta de productos a su medida, todo desde la comodidad de su asiento.

Análisis sobre la clase de negociosAbigail Comber – Directora de Marca de British Airways

“Seremos los primeros en ofrecer una red 4G de alta velocidad”

1. British Airways ofrece una clase business tanto en su flota de corto rango (Club Europe) como en los vuelos de largo recorrido (Club World), y ahora también en vuelos domésticos. El servicio incluye una generosa franquicia de equipaje que incluye tres maletas, acceso a sofisticados lounges, prioridad en el embarque y menús cuidadosamente seleccionados, entre otras prestaciones. Fue la primera aerolínea en introducir una cama totalmente plana y hemos seguido añadiendo toques innovadores como la Cocina Club o el servicio Sleeper en los vuelos de noche más cortos como Nueva York o Dubái, que maximiza el tiempo de descanso de los clientes. Próximamente incorporaremos wifi de última generación a bordo.

2. El acceso a la amplia red de la alianza oneworld y los beneficios de nuestro programa de fidelización, The Executive Club, marcan la diferencia entre nuestros clientes. Los viajeros de negocios también aprecian nuestros lounges, donde pueden trabajar o relajarse antes del vuelo. A bordo, lo más importante es poder dormir bien, sobre todo en vuelos nocturnos cortos, y a partir de julio ofreceremos nueva ropa de cama para mayor confort. Por otro lado, nuestros pasajeros están acostumbrados a comer en los mejores restaurantes. El catering a bordo debe reflejar sus expectativas, por eso en septiembre introduciremos una nueva experiencia culinaria boutique en Club World.

3. Los clientes quieren hacer el mejor uso de su tiempo cuando vuelan. Los salones VIP, las camas planas y el servicio de catering siguen siendo de vital importancia ya que les permiten utilizar el tiempo de vuelo para trabajar o relajarse. La tecnología también vital se revela como un servicio vital ya que provoca que el viaje se haga más fácil y ameno. Con la próxima introducción de wi-fi en nuestros vuelos de lara distancia, y en unos meses también en los de corto recorrido, British Airways será la primera aerolínea en ofrecer una red 4G de alta velocidad a bordo.

Análisis sobre la clase de negociosJansen Stafford – Director General, Cathay Pacific España

“Nuestro lema es ofrecer un buen servicio desde el corazón”

1. El mayor elemento diferenciador es la longitud de nuestro asiento cama con 208 centímetros de largo y el mimo que aplicamos a nuestra oferta gastronómica, en la que siempre se apuesta por ingredientes de temporada y de producción local sostenible, además de incluir opciones ligeras y saludables.

2. El servicio más apreciado de la clase business de Cathay Pacific es la hospitalidad asiática de la tripulación. Su lema de funcionamiento es service straight from the heart, es decir, ofrecer un buen servicio directamente desde el corazón. Además del gran asiento-cama, la distribución 1-2-1 que da acceso al pasillo sin molestar ni ser molestado por otro pasajero, además de la privacidad que define a cada asientos son también elementos muy valorados por los pasajeros de la aerolínea

4. Sin duda los pasajeros cada vez son más exigentes. La clase business ha evolucionado siempre adaptándose a las necesidades de los pasajeros, siguiendo el feedback recibido por los clientes y teniendo como prioridad su comodidad y bienestar. De ahí que en Cathay Pacific hayamos incluido prestaciones como los asientos cama totalmente planos y con mayor longitud, menús mejorados elaboradas por cocineros de prestigio, más opciones de almacenamiento o puertos USB, entre otros.

Análisis sobre la clase de negociosVerónica Catany-Rezk – Directora Comercial de Air France

“Lo que va a marcar la diferencia es la interacción humana”

1. Creo que las clases business, tanto de Air France como de KLM en el largo radio, ofrecen unos de los mejores productos y servicios que existen entre las compañías aéreas europeas. Destacaría los asientos, que se convierten en camas totalmente horizontales de 1,96 metros para Air France y de hasta 2,07 metros para KLM (una de las más largas del mercado). Todos los nuevos asientos tienen además acceso al pasillo. Para el entretenimiento a bordo ofrecemos tecnología de alta definición con pantallas de hasta 16 pulgadas para Air France y de hasta 17 para KLM, una de las más grandes del mercado. Finalmente, destacaría la oferta gastronómica, a cargo de chefs con estrellas Michelin.

2. Uno de los servicios que más aprecian los pasajeros que viajan en business desde Madrid, Barcelona, Bilbao o Valencia en España hacia destinos de largo alcance es el traslado gratuito en vehículo de lujo hasta el aeropuerto (hasta 30 kilómetros), tanto a la ida como al regreso. Los clientes también aprecian las ventajas de nuestro programa de fidelidad. Los miembros Flying Blue Gold acceden a la sala VIP junto a un invitado, aunque no viajen en business.

3. Nuestro objetivo, y creo que es la tendencia, pasa por liderar el proceso de cercanía con el cliente, darle un servicio lo más personalizado posible para optimizar su experiencia de viaje en general. Los desarrollos tecnológicos como la realidad aumentada, la biometría o la cabina conectada, tendrán un enorme impacto en la experiencia de viaje. Pero lo que va a marcar la diferencia es la interacción humana y el saber gestionar esta interacción con el cliente.

Análisis sobre la clase de negociosRodrigo Llaguno Director de Atención a Clientes, Aeroméxico

“Debemos ofrecer una experiencia business ajustada al cliente”

1. La mayoría de las aerolíneas ofrecemos el mismo producto, ya que tenemos los mismos proveedores. Nosotros trabajamos con la firma de diseño New Territory para personalizar nuestra oferta y alinearla con la marca Aeroméxico y la esencia mexicana. Lo que buscamos es ofrecer al viajero en clase business una experiencia completa, con un producto premier homogéneo en todos los puntos de contacto: desde la reserva al salón VIP en el aeropuerto, a bordo y también después del vuelo.

2. Factores como la comodidad del asiento para dormir y la calidad y variedad del entretenimiento a bordo son sumamente apreciados. Internet es también cada vez más relevante, sobre todo para el viajero corporativo, que aprecia tener una buena conexión. Por otro lado, algo que verdaderamente se valora es si se ofrece buena comida. Nos hemos aliado con el chef más famoso de México, Enrique Olvera, para que nos ayude a entender a nuestros viajeros y ofrecerles un servicio a bordo totalmente diferente. En lugar de menús complejos que no se entienden, ofrecemos algo simple pero bien hecho, comida de calidad sin renunciar a los mejores ingredientes.

3. Las aerolíneas cada vez se diferencian menos en cuanto al producto en sí, por lo que se trata de personalizarlo cada vez más. Esto requiere un esfuerzo importante para acumular y gestionar mejor la información sobre el cliente recibida a través de todos los puntos de contacto. Muchas veces no se comparte esa información, por ejemplo los datos registrados en los programas de lealtad no se transmiten a bordo. Debemos movernos en esta dirección para conocer las preferencias del cliente y ofrecer una experiencia business más ajustada a lo que quiere.

Análisis sobre la clase de negociosDeryk Liew – Director General España y Portugal, Singapore Airlines

“Contamos con una de las tripulaciones mejor cualificadas”

1. La diferencia clave es la calidad de nuestro servicio, siempre buscando la excelencia y la mejor atención para nuestros pasajeros. Nuestra nueva clase business ofrece los asientos más grandes de su categoría en al mundo, con una anchura de 71 centímetros. Se transforman en camas planas de dos metros con una configuración 1-2-1 que permite mayor privacidad y acceso directo al pasillo. A nivel gastronómico, el servicio Book the Cook permite a los pasajeros elegir el plato principal 24 horas antes del despegue, incluyendo creaciones de los cocineros más prestigiosos del mundo. El sistema de entretenimiento a bordo incluye una impresionante selección de películas, programas de televisión, música, juegos y aplicaciones.

2. Además de Book the Cook, los pasajeros eligen Singapore Airlines por su impecable servicio y hospitalidad, que cobra forma tangible en el trato de sus distinguidas azafatas, las Singapore Girls, que se han convertido en símbolo de la compañía. Su distintivo uniforme, el sarong kebaya con tela batik fue diseñado por el modisto francés Pierre Balmain y tiene diferentes colores para representar el rango de las azafatas. Singapore Airlines cuenta con una de las tripulaciones mejor cualificadas que transmiten y encarnan los principales valores de la compañía.

3. Se busca siempre la experiencia más confortable para todos los pasajeros. Esto nos ha llevado a la renovación de la clase business y el lanzamiento de nuestro nuevo producto, la clase turista premium, disponible en España desde el mes de abril. Esta cabina ofrece asientos más amplios y con mayor grado de inclinación, más espacio para las piernas y una mayor franquicia de equipaje. Además de prioridad en la facturación, en el momento del embarque y en la recogida de equipaje, el pasajero también tiene acceso a los mismos servicios de gastronomía y entretenimiento una vez a bordo que en la clase business.

En la sección LA VOZ DEL SECTOR del número 18 de PUNTO MICE los Directores de las Destination Management Company (DMC) analizan los viajes de incentivo.

Por Cristina Cunchillos

Los viajes de incentivo son una forma eficaz de recompensar y motivar a los representantes y de ese modo garantizar su implicación y mayor rendimiento. No obstante, la crisis económica global de la última década pareció demostrar que no eran algo prioritario para las empresas. Cuando hubo que apretarse el cinturón, este tipo de beneficios encabezó la lista de recortes. Como consecuencia, los proveedores especializados en este segmento sufrieron un descenso notable en su actividad durante los últimos años.

Ahora, y conforme van remontando las cifras macro-económicas, nuevamente se respira optimismo. La encuesta anual de Meetingsnet/IRF (Fundación de Estudios de Incentivos, por sus siglas en inglés), confirma la recuperación de la inversión en este tipo de viajes, con un aumento del 2,6% en 2016 con respecto al año anterior.

Por su parte, el estudio Index 2017 de SITE (Sociedad para la Excelencia en los Viajes de Incentivo, por sus siglas en inglés), también apunta a la recuperación. El 49% de las empresas encuestadas incrementará su presupuesto para viajes de recompensa, mientras que el 60% extenderá el bonus a más representantes.

Aunque son sin duda buenas noticias para el sector, las agencias de receptivo muestran cautela. Después de todo, la incertidumbre sobre la economía sigue imperando, además de la preocupación por la seguridad y la amenaza de atentados terroristas.

La creatividad es esencial

Si hay algo que la recesión ha dejado en esta industria es un mayor control del gasto: a la hora de planificar sus viajes de incentivo los compradores seguirán vigilando su inversión, evitando el derroche de años atrás. Con presupuestos más reducidos, la creatividad es esencial. De hecho ya no es una cuestión de dinero: se buscan nuevos valores añadidos que hagan el viaje más atractivo. También destinos alternativos y probablemente más baratos.

Sin embargo, los mayores cambios proceden de los participantes: los millennials son personas acostumbradas a viajar por lo que para muchos el destino no es lo más importante, sino la posibilidad de disfrutar de una experiencia única y que no puedan lograr por su cuenta.

Por eso las agencias receptivas en destino están adaptando sus propuestas con programas que se convierten en experiencias más que en viajes e incluyen la interacción con las comunidades locales. También están revisando destinos clásicos para sumergirse en ellos desde nuevos puntos de vista. La recompensa no sólo debe motivar al asistente sino transmitir claramente este mensaje: no hay nadie que le pueda sorprender tanto como la empresa para la que trabaja.

LA VOZ DE LA DESTINATION MANAGEMENT COMPANY (DMC)
1. ¿Qué destinos están de moda para los viajes de incentivo?
2. ¿Qué tendencias destacaría en los programas actuales?
3. ¿Cómo responden las agencias receptivas a las nuevas demandas?

Los viajes de incentivo se adaptan a los millennials Germán Inostroza Director de Marketing en Ovation Global DMC

“El efecto wow! no está necesariamente ligado a una mayor inversión”

1. Si hablamos de Europa, el atractivo de España como multi-destino es indiscutible, así como el de Holanda gracias a Ámsterdam. Portugal va ganando más protagonismo de año en año. Fuera de Europa destaco el interés por los Emiratos Árabes (Dubái), India (Delhi) y China como destino de los viajes de incentivo. Son lugares con las características necesarias para generar buenos resultados.

A eso se añade que son accesibles, con vuelo directo desde muchos países o con una conexión aérea como máximo. Su oferta gastronómica y de alojamiento es variada y flexible. Ofrecen actividades que son únicas y marcan la razón de ser del viaje, dejando recuerdos duraderos en los asistentes. Y, en su mayoría, permiten programar actividades con contenido relacionado con la responsabilidad social corporativa (RSC).

2. Pienso que son programas cada vez más creativos. No hay una cantidad media de días o número de participantes porque esos factores están más ligados al presupuesto de cada cliente. También se apuesta por nuevas tecnologías, programas de sostenibilidad y logística acorde, todo unido a una gran cuota de creatividad que involucre a todos los servicios y actividades, no sólo las de RSC, promoviendo
la importancia y beneficios de desarrollar negocios responsables.

3. Los equipos de trabajo tienen que realizar brainstormings y comunicarse constantemente, ser capaces de manejar muchísimas herramientas online y offline al mismo tiempo y estar abiertos a todas las oportunidades que el mundo digital nos ofrece. En nuestro caso, tenemos un equipo muy creativo, con una buena comunicación interna que facilita que esta creatividad se renueve de forma continua. Esto nos ha llevado en muchas ocasiones a identificar que el efecto wow! de un programa no está necesariamente ligado a una mayor inversión de dinero sino a la originalidad de la propuesta.

Los viajes de incentivo se adaptan a los millennials Natalia Sánchez-Infantes Representante en España de Asian Trails Ltd.

“Myanmar está siendo la estrella por la interacción con la comunidad local”

1. En Asia, destinos bien establecidos como China, Indonesia y Tailandia se están reinventando con enfoques muy creativos y siguen siendo populares. Destinos emergentes como Vietnam, Camboya y Malasia (y, en menor medida, Laos) van ganando terreno. No obstante, Myanmar está siendo la estrella para grupos pequeños o medianos. Destaca su oferta de aventura, interacción con la comunidad local y la “pureza” del destino. También hay más demanda de combinados de dos países del tipo de Hong Kong y Siem Reap (Camboya); Hanói (Vietnam) y Bali (Indonesia); Tailandia e Indochina o el clásico Vietnam/Camboya.

2. Los viajes de incentivo se solicitan con menos antelación. El presupuesto de las empresas también se ha reducido por lo que se trabaja en programas más cortos (duración máxima de seis noches) y grupos más reducidos. También se busca un enfoque más activo. Los clientes quieren opciones más participativas y sentirse parte activa del viaje. La demanda de actividades de RSC, que parecían estar al margen en los últimos años, vuelve de la mano de acciones más personales y exclusivas, que no se hayan realizado con anterioridad.

3. Nuestras ideas y la operativa de los programas deben ser ampliamente probadas antes de ofrecerlas a los project managers. Esto implica mucho estudio previo y análisis de las opciones, más que adaptar ideas, reciclarlas o dejarlas en manos de terceros. Los destinos tradicionales se reinventan, la demanda está cambiando y nuestros equipos van de la mano centrándonos en detalles que aportan valor.

Los viajes de incentivo se adaptan a los millennials Leandro Popik CEO de ESA Latin America

“Lo que se busca cada vez más es la personalización total de la experiencia”

1. De todos nuestros destinos los que están más de moda son Cartagena de Indias, en Colombia, y Ciudad de Panamá. En menor medida, percibimos un interés creciente por la región de Atacama en Chile y el extremo más austral del continente americano: Ushuaia en Argentina y Puerto Natales en Chile. Estos destinos no solían atraer viajes de incentivo procedentes de Europa y Norteamérica y ahora sí lo están haciendo, gracias a las mejoras en conectividad aérea, una hotelería de alta gama y actividades y experiencias especiales que se pueden programar para grupos.

2. Los programas de incentivo por lo general se están haciendo más cortos en cuanto a duración, siendo más comunes los de dos a tres días de duración, si bien no se han extinguido del todo los viajes de siete a nueve noches. Notamos que el número de participantes está creciendo desde hace cuatro años y hay cada vez más interés por incluir actividades de responsabilidad social corporativa. Lo que se busca cada vez más es la personalización total de la experiencia y el uso de tecnologías avanzadas
para mejorar la vivencia de los participantes.

3. Nuestra receta es ser excelentes y no aceptar el “muy bueno” como parámetro de éxito. Para esto es necesaria la personalización total del trato con el cliente y la búsqueda permanente de la experiencia fantástica, desde el comienzo hasta el final. Si notamos el menor desvío en la satisfacción del cliente, de inmediato actuamos para aliviarle del motivo de su angustia. La clave está en la prevención de cualquier sinsabor y esto se logra con políticas éticas y claras y un equipo profesional y comprometido con cada cliente.

Los viajes de incentivo se adaptan a los millennials Irene Martín Directora General – Brasil de Wedgewood Global DMC

“Con creatividad se puede convertir la cotidianeidad en experiencia inolvidable”

1. Los destinos de moda varían mucho dependiendo de la publicidad. En los últimos años, Brasil era lo más buscado debido a los grandes eventos acontecidos allí. Ahora se habla mucho de Japón. También percibimos un creciente interés por Sudáfrica en los últimos doce meses, mientras que hay destinos que no pasan de moda, como Londres o Nueva York.

2. Hemos tenido unos años donde, debido a la crisis, el viaje de incentivo había sido sustituido por la reunión o viaje de capacitación, que era un incentivo pero con una formulación diferente. De nuevo vemos resurgir el incentivo como tal.

Hoy en día las personas que participan ya han viajado mucho, tanto por su cuenta como en grupos organizados, por lo que se busca siempre algo especial que no podrían hacer si viajasen ellos solos: lo que llamamos el efecto wow! El número de participantes varía según el país de procedencia, pero la media está entre 30 y 60 personas en programas de cuatro días.

3. Intentamos generar el efecto wow! en todos nuestros programas pero esto no significa añadir actividades caras, sino recurrir a la creatividad para convertir la cotidianeidad en experiencia inolvidable. Además, entre lo que más buscan los clientes es que el DMC esté al tanto de cada pequeño detalle durante la cotización y preparación del incentivo, así como durante el programa.

Los viajes de incentivo se adaptan a los millennials Frederic Sallio Director de Operaciones de Groupe Tucaya

“Hacemos participar a personajes interesantes del destino”

1. Colombia es el nuevo destino de moda que acaba de abrirse al mundo. Es una tierra de cultura que ofrece una multitud de paisajes espectaculares como la zona cafetera, además de ser un pueblo alegre que incluye un diamante para incentivos: Cartagena de Indias. Panamá es también un destino MICE muy interesante gracias a sus conexiones aéreas. Aquí se mezcla modernidad, la parte colonial e histórica, selva tropical e islas. Se pueden organizar multitud de excursiones muy diferentes, desde la observación de ballenas y la navegación por el canal de Panamá a momentos con los nativos Emberás.
2. Los programas de incentivo tienen una duración de tres a cinco noches en el país. Los grupos son de 50 personas en general, pero pueden alcanzar hasta los 120. Es importante agregar momentos para compartir con los nativos. Organizamos talleres, como puede ser una clase de salsa, un curso de cocina local, un partido de fútbol o un juego de dominó para conseguir tal objetivo y actividades de RSC, como puede ser la instalación de paneles solares en aldeas.

3. En nuestros programas tratamos de agregar temas que estén relacionados con la empresa siempre que sea posible. Por ejemplo, podemos organizar un taller de pintura de los diablos (autobuses pintados de Panamá) para un grupo que esté vinculado con el sector de la pintura. También hacemos participar a personajes interesantes relacionados con el destino, como un ingeniero del Canal de Panamá, una cantante famosa de salsa o un ex boxeador campeón del mundo.

Los viajes de incentivo se adaptan a los millennials Jon Bennett Director de Ventas y Desarrollo de Negocios de Abercrombie & Kent Europe Ltd.

“Cada vez se incluye más la asistencia a grandes eventos”

1. El Reino Unido continúa siendo popular gracias a la devaluación de la libra, con destinos fuera de Londres como Gales que están atrayendo a más grupos para incentivos de aventura. A finales de 2017 se inaugurará el parque temático gastronómico FICO en la ciudad italiana de Bolonia. La región es también la sede de Ferrari y Lamborghini por lo que podemos ofrecer incentivos de comida italiana y coches de carreras. Más allá de estas novedades, algunos cambios en los requisitos de visados han hecho que países como Uzbekistán sean una opción viable. Nuestra recomendación actual en este destino es Samarcanda, en el cruce de caminos de la Ruta de la Seda.

2. Los clientes se concentran principalmente en experiencias extraordinarias que queden eternamente en la memoria de los participantes. Cada vez se incluye más la asistencia a grandes eventos combinados con algún tipo de actividad física. Por ejemplo, podemos organizar un teambuilding con un mini torneo de fútbol antes de asistir a un partido de un campeonato europeo en Milán (Italia), con asientos en una sala VIP privada y reunión con los jugadores tras el partido. Nuestros incentivos suelen durar entre tres y ocho días. Los clientes sudamericanos tienden a elegir incentivos más elaborados y de mayor duración.

3. Nuestra filosofía es ser expertos
locales y por eso tenemos especialistas que conocen el destino perfectamente y pueden identificar nuevas oportunidades, con mucha experiencia y gestionando el proceso de principio a fin. Ofrecemos a nuestros clientes conceptos que se ajustan a sus objetivos, demostrando iniciativa pero también ofreciendo un retorno en su inversión.

Los viajes de incentivo se adaptan a los millennials Natalie Alagna
Directora General – España de AIM Group International

“Ahora estamos viendo que no hay miedo a lo desconocido”

1. Los clientes están buscando destinos y experiencias distintas, quieren descubrir lugares inexplorados y hacer que los participantes se sientan en un viaje sorprendente y único. Todos conocen las grandes capitales y ahora estamos viendo que no hay miedo a lo desconocido. Estamos dando la oportunidad a nuevos destinos en España, como el País Vasco o Cantabria, y con el cambio de imagen de la “isla de fiesta”, junto a las nuevas ofertas hoteleras, Ibiza también está de moda para viajes de incentivo.

2. A pesar de la incertidumbre económica, la intensificación de la lacra terrorista en suelo europeo, las crisis de refugiados, el brexit, etc. vemos que los viajes de incentivos están aumentando tanto en días de estancia como en número de participantes. A los asistentes no les importa utilizar su fin de semana para participar en un viaje de incentivo. Las empresas exigen programas más personalizados con estructuras más informales. Quieren insiders experiences, “ensuciarse las manos” si hace falta, participar de las experiencias y no sólo vivirlas como espectadores. Esto nos conduce a invertir más tiempo y recursos en creatividad e innovación.

3. Apreciamos un cambio en la imagen de los DMC, ya no nos consideran únicamente como una agencia de logística sino como un proveedor de soluciones. También es diferente nuestra manera de entender la relación con el cliente. Ofrecemos servicios de consultoría y diseño de conceptos, trabajando con los clientes desde el principio para definir el hilo conductor del evento. Somos expertos en nuestros destinos pero además nos ven como una extensión de su equipo.

Los viajes de incentivo se adaptan a los millennials Hocine Boukhenaissi Director de Quetzal Motivo

“Los incentivos son mucho más humanos que los que se hacían hace diez años”

1. Sin duda, Panamá está actualmente muy de moda y es un destino ideal para incentivos. Dentro de los seis destinos centroamericanos donde operamos desde 2002 con nuestras oficinas, Nicaragua y Costa Rica están creciendo también en popularidad, sobre todo desde que Air France empezó a volar directo desde París a San José, ofreciendo a los grupos de incentivos europeos una alternativa a los vuelos de Iberia desde Madrid.

2. El cliente final ya no está tan interesado en viajes de incentivo de lujo sino en programas que combinen encuentros, sorpresas… algo mucho más humano que lo que se hacía hace diez o quince años. Los grupos también son más pequeños, precisamente para facilitar encuentros con los locales e intercambios entre los participantes, además de poder realizar actividades inéditas. Se incluyen acciones de responsabilidad ambiental como el sembrado de árboles y plantas endémicas, o social, por ejemplo instalando paneles solares o reparando escuelas en aldeas indígenas. En cuanto a la duración, el promedio de la estancia son cinco noches, dependiendo del origen del grupo.

3. Tratamos siempre de tener la máxima información del cliente para poder realizar las mejores propuestas. Tener un perfil completo, sabiendo los destinos en que ya han realizado viajes de incentivo en los años anteriores, nos ayuda mucho para crear proyectos únicos y a la medida.

La economía colaborativa en la industria MICE

Por Cristina Cunchillos

La economía colaborativa ha irrumpido con fuerza en los últimos años, infiltrándose en diferentes sectores con una oferta de productos y servicios cada vez más amplia. La industria MICE no podía ser menos y los profesionales con cada vez más numerosos a la hora de participar de la satisfacción de repartir beneficios.
El fenómeno de la economía colaborativa se basa en un noble principio: compartir para ganar. Empresas como Airbnb o Uber, en base a el, revolucionaron la industria del turismo, tanto de ocio como en los viajes de negocios, ofreciendo servicios más flexibles y económicos a la hora de reservar alojamiento o transporte en comparación con la oferta que existía en el mercado antes de su irrupción.

Los años de crisis económica impulsaron una auténtica eclosión de este tipo de negocios. Profesionales emprendedores buscaron nuevas formas de hacer dinero y las empresas, forzadas a reducir sus presupuestos, encontraron en las propuestas de muchas start up una solución para reducir costes en las partidas de hoteles o transporte.

Esta nueva filosofía encontró además un público captivo en la generación de los millennials, que confían más en las recomendaciones de sus colegas y contactos en Facebook o Linkedin y para quienes una experiencia no es completa si no comparten la foto en Instagram. Entienden el modelo de negocio P2P (peer to peer – o de igual a igual–) y para ellos compartir impresiones, por qué no servicios, se convierte en algo natural.

¿Todo el mundo gana?

Según el noble principio, con la economía compartida ganan todos. Particulares y empresas pueden sacarle partido a una habilidad, como conducir o cocinar, o un espacio más amplio que el que la propia actividad requiere, además de ganar dinero con ello. Por otro lado, el coste para el usuario suele ser más reducido que las alternativas tradicionales. Sin embargo ése no es necesariamente el principal atractivo. Muchos consumidores de servicios compartidos aprecian la flexibilidad, el factor humano que implica la experiencia y la facilidad que la tecnología añade a su adquisición.

Pero no todos están contentos. El sector hotelero y los colectivos de taxistas en particular se ven amenazados por la nueva competencia. Desde hace tiempo los vecinos de inmuebles con apartamentos en régimen de alquiler de corta duración se quejan de sus consecuencias.

Una economía abierta a abusos

Algunas quejas son justificadas. Inmobiliarias que se hacen pasar por particulares para alquilar sus pisos; propietarios sin escrúpulos que no se someten a las debidas normativas, seguros y pagos de impuestos; usuarios que utilizan espacios para actividades ilegales; casos de explotación laboral; abusos hacia el consumidor… son ejemplos que están dañando la reputación de muchas empresas que nacieron con la extensión de la economía colaborativa.

En muchas ciudades el sector hotelero y las comunidades de vecinos están presionando a las autoridades para que se regule más la actividad de operadores como Airbnb. El mismo portal ha introducido más controles, prohibiendo a los particulares alquilar espacios privados más de 90 días al año. Una mayor regulación parece ser la única solución para evitar los abusos en la economía compartida continúen creciendo.

Todo tipo de servicios

Airbnb es el líder global a la hora de proponer alojamiento en casas privadas, con más de tres millones de propiedades en todo el mundo. Se estima que el 10% de los usuarios son viajeros corporativos, para quienes el portal ofrece el programa Airbnb for Business, con más facilidades para el control de gastos por parte de la empresa. Agencias como American Express Global Business Travel, BCD Travel y Carlson Wagonlit Travel lo ofrecen como una opción a sus clientes. Además de alojamiento, Airbnb ofrece gran variedad de experiencias para el viajero individual o como integrante de pequeños grupos, interesantes para quienes practican bleisure: desde clases de caligrafía o un taller de artesanía en cuero a un curso de cocina tradicional japonesa..

En el sector del transporte, los taxis tradicionales se han visto reemplazados por los vehículos de empresas como Uber, allí donde la empresa no ha sido considerada ilegal, o Cabify, que también han sabido adaptarse a la necesidad de las empresas a la hora de gestionar los desplazamientos. Por ejemplo, Uber for Business ofrece a los clientes una plataforma de gestión de los viajes de sus representantes.

Algunas compañías han visto una solución al transporte de sus empleados en servicios de car sharing como Zipcar, Avancar o Bluemove. En lugar de contar con una flota de vehículos de empresa, resulta más económico, y acorde con las políticas de responsabilidad social corporativa (RSC), alquilar coches por horas para desplazamientos esenciales. Además de minimizar el uso del automóvil, pueden optar por modelos eléctricos o híbridos, reduciendo aún más su huella de carbono.

También se pueden reservar espacios por horas en casas privadas con el fin de celebrar eventos en marcos singulares. Plataformas online como Vrumi en el Reino Unido o Snapevent en Francia ofrecen este servicio. Y a la hora de decidir el catering, Chefly permite localizar un cocinero local que prepare platos caseros.

En una sociedad basada en el consumo, la economía colaborativa ayuda a optmizar la utilización de recursos y reducir deshechos, haciendo uso de espacios que de otro modo permanecen vacíos. Según un estudio de PricewaterhouseCoopers realizado en 2015, el 76% de los consumidores piensa que este modelo es mejor para el medio ambiente. Incorporando prácticas colaborativas en sus políticas de responsabilidad corporativa, las empresas pueden demostrar que, compartiendo, verdaderamente ganan todos.

La economía colaborativa en la industria MICEEntrevista

Sócrates Domínguez Gerente de Comunicación y Marketing de Bluemove

“Las principales empresas ven el carsharing un perfecto aliado para reducir costes”

¿Qué ofrece Bluemove?
Soluciones de movilidad basadas en el uso compartido del vehículo. A través de la tecnología incorporada en nuestros coches y nuestra app, los empleados de cualquier empresa pueden acceder a un vehículo para usarlo por periodos cortos de tiempo, normalmente horas. De esta manera, pueden cubrir sus desplazamientos profesionales con total libertad y comodidad sin necesidad de tener un coche asignado cada uno. Proveemos distintas soluciones según las necesidades de cada empresa, desde carsharing público para pymes y autónomos hasta alternativas de carsharing corporativo para grandes corporaciones.

¿Qué ventajas tiene el utilizar un servicio como el que ustedes proponen?
Por una parte, el ahorro. Las empresas pasan a tener menos coches, pero más eficientes, y además reducen la inversión en taxi. En segundo lugar, la Responsabilidad Social Corporativa. El carsharing es una alternativa sostenible de movilidad ya que reduce el número de coches en las ciudades (cada coche de Bluemove elimina entre diez y 17 coches privados) y el número de kilómetros recorridos. Esto supone una reducción de emisiones de CO2 de hasta un 60%. Por último, facilita la gestión de los gastos en movilidad asignables a cada departamento o proyecto dentro de la empresa.

¿Está generalizado su uso en el mundo corporativo?
Las principales empresas e instituciones a nivel global ven en el carsharing un perfecto aliado para reducir costes y ser más eficientes. Nuestra marca en Europa, Ubeeqo, ya trabaja con muchas y muy variadas empresas. En España empieza a calar poco a poco, aunque aún hay mucho camino por recorrer. Lo que sí parece seguro es que cada vez serán más las empresas que se decidan por servicios como el nuestro. Las pymes son las que han dado el paso en primer lugar. Entendieron rápidamente que el vehículo compartido les permite convertir gastos fijos en variables y es una excelente solución para cubrir sus desplazamientos sin necesidad de invertir una gran cantidad de dinero en una flota propia.

Utilizamos cookies propias y de terceros con fines estadísticos y de publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de las mismas POLÍTICA DE PRIVACIDAD

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar